Galerí­a Multimedia

Sanidad y Comunidades Autónomas intentan consensuar un plan de navidades anticovid

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas tratarán este miércoles de acordar un paquete de medidas comunes de cara a las navidades divididos por la dureza de las restricciones que se han de tomar, ya que mientras unas apuestan por aligerarlas, otras prefieren endurecerlas para evitar una tercera ola.

Sanidad dio a conocer la semana pasada un borrador inicial de sus recomendaciones que pasan por limitar las reuniones a un máximo de seis personas y retrasar hasta la 01:00 la limitación a la movilidad nocturna en Nochevieja y Navidad, no celebrar cabalgatas o ampliar las visitas a las residencias y realizar al interno pruebas diagnósticas a su regreso extremando la prevención y vigilancia.

A la espera de conocer su propuesta definitiva, son varias las comunidades que han discrepado con esos límites sugeridos por el departamento que dirige Salvador Illa y, salvo Castilla y León, que apuesta por ser "más restrictiva", sugerirán esta tarde en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud flexibilizar las medidas en momentos puntuales de las fiestas navideñas.

Es el caso de la Comunidad de Madrid, que aboga por ampliar las reuniones familiares y sociales a un máximo de diez personas los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 y 6 de enero, así como posponer el límite a las movilidad nocturna de medianoche a la 1:30 en Nochebuena y Nochevieja.

Cataluña ha propuesto que las cenas de Navidad sean también de diez personas -de un máximo de dos burbujas de convivientes- aunque aún no ha aclarado si los menores de 14 años contarán igual que los adultos en este cómputo.

El Gobierno Vasco también defenderá que se autoricen agrupaciones máximas de 10 personas los días de celebraciones y se amplíe la movilidad nocturna el 24 y el 31 de diciembre hasta la 1, así como levantar el confinamiento perimetral de municipios y comunidades autónomas.

Y Andalucía tomará medidas en función de lo que aconsejen los expertos que, según el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, probablemente vayan en la línea de flexibilizar los horarios "y no sabemos si en la de abrir también los perímetros, al menos dentro de las provincias".

La Comunidad Valenciana desea que las fiestas sean lo más homogéneas posible en todo el territorio, aunque apuesta por permitir reuniones sociales con un máximo de seis personas y ampliar a diez las reuniones familiares, no celebrar cabalgatas y abrir la comunidad solo en días concretos como el 24, 25 y 31 de diciembre y el 1, 5 y 6 de enero.

Mientras que Galicia considera que los menores de 10 años no deben contar para el límite en las cenas familiares, que debe fijarse por unidades familiares y no por personas como planteó el Ministerio.
Comentarios