Galerí­a Multimedia

Salud exige blindar la Región para evitar un «efecto llamada» por el desconfinamiento

Salud exige blindar la Región para evitar un «efecto llamada» por el desconfinamiento
El gobierno de la Región de Murcia ha exigido al central un plan de tránsito que vigile los desplazamientos entre autonomías cuando la desescalada asimétrica abra primero en territorios como éste con baja incidencia del coronavirus porque de no hacerlo supondría "un efecto llamada preocupante" que ocasionaría un brote nuevo, informó en rueda de prensa el consejero de Salud, Manuel Villegas.

Sin embargo, reconoció que no ocurrirá lo mismo que poco antes del estado de alarma, en que llegó un autobús a Totana procedente de Madrid con una familia infectada cuyos pasajeros se tardó en localizar porque las empresas de transporte obligarán a que los pasajeros lleven mascarilla y posiblemente será más fácil localizar a las personas que han hecho ese trayecto, si bien Villegas recalcó la necesidad de hacer algo con ese "efecto llamada" que hará que vengan a sus segundas residencias en la Región. "Será uno de los puntos críticos", recalcó.

La Comunidad de Murcia cuenta con un calendario propio de desescalamiento, si bien Villegas reconoció que de poco sirve facilitar al gobierno central borradores cuando ha dejado claro que las normas las pondrá el ministerio de Sanidad, por lo que subrayó la importancia de conocer el cronograma exacto para que las autonomías puedan adaptarse a él.

En cuanto al estudio de seroprevalencia iniciado hoy en España, con 2.700 personas implicadas en la Región, indicó que llevará 6 semanas "como mínimo" porque entre otras cuestiones, se realizará en tres oleadas, con un intervalo de 21 días entre cada una y subrayó que su resultado es independiente del plan de desescalamiento que se está poniendo en marcha.

Preguntado si Murcia cumple con las medidas necesarias para el desescalamiento, indicó que a nivel de capacidad asistencial "sin duda alguna" porque ni en los momentos más preocupantes de la pandemia en esta región han tenido problemas y siempre han existido UCIs libres.

Respecto al uso de pruebas PCR, aclaró que el ministerio dio marcha atrás en la hipótesis de tener que realizar a cada paciente que entrase en un centro sanitario porque eso era "totalmente inviable" no solamente porque no todos los hospitales pueden llevar a cabo esa prueba de detección del coronavirus, sino porque "eso es no conocer el funcionamiento" de este tipo de establecimientos sanitarios, y tampoco consideró posible llevar a cabo PCR semanalmente a todos los mayores de todas las residencias sociosanitarias tal y como se propuso en un encuentro interministerial.

Junto a ese pilar asistencial consideró crucial la colaboración de la población en la desescalada para comunicar cualquier síntoma respiratorio para analizar si se trata de un caso posible con la posibilidad de hacer una prueba en 24-48 horas y dijo que todo ello servirá para tener éxito en el control de la pandemia en cualquier caso que vaya surgiendo en la Región. El refuerzo de cien profesionales en mayo en atención primaria servirá para que el dique de contención que supuso este sistema básico sanitario esté más dotado en el próximo mes.

De la actividad en consultas externas, se ha pasado de un descenso del 60 por ciento en marzo a un incremento del 10 y 20 por ciento paulatinamente en estos días en un proceso que poco a poco se irá incrementando para poder tener visitas presenciales cuanto antes posible cuando las telemáticas que se están llevando a cabo actualmente requieran de las visitas al especialista como mejor opción.

En cuanto al inicio de la salida de menores de 14 años iniciada ayer, consideró lógico que tras seis semanas encerrados salieran como lo hicieron algunos niños queriendo jugar con sus amigos, pero pidió prudencia a partir de ahora e hizo una llamada al respecto a los padres. Al serle preguntado por lo ocurrido en Ulea con un pasacalles, tras recordar que se trata de un municipio que no ha registrado ningún caso de Covid-19 hizo una llamada a la prudencia porque "el virus sigue circulando" y todavía hay personas en aislamiento domiciliario y personas ingresadas en centros sanitarios, por lo que pidió "mantener cierta tensión" todavía porque lo importante será "ir despacio para consolidar grandes avances que dar un paso atrás por ser imprudentes".

"Se llenaron las calles de niños y eso es motivo de alegría, esperanza e ilusión", pero "tenemos que hacerlo bien", manifestó el consejero nada mas iniciar su comparecencia en la que apeló a no relajarse para no dar ese paso atrás que tanto teme la administración en este desescalamiento en una estrategia para la transición en la que la corresponsabilidad de la población será crucial tras un primer día Primer día sin contagios, en el que han bajado los casos activos (-9,8%) a los 653; los aislamientos (-9,2%) caen a niveles de final de marzo; los ingresados totales (-13,7%) bajan a 82, aún cuando hubo que lamentar un fallecido más, con lo que la cifra es de 128.
Comentarios