Galerí­a Multimedia

Doce detenidos en el Altiplano por producción y distribución de drogas

Doce detenidos en el Altiplano por producción y distribución de drogas

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación 'Calabrese’, ha desarticulado una organización criminal, asentada en la localidad en Yecla y Jumilla, integrada por una docena de personas y dedicada a la preparación y distribución de todo tipo de drogas.

Tras la operación, que se encuentra enmarcada en el ‘Plan contra el tráfico de drogas en zonas de ocio’, la Guardia Civil ha desmantelado cinco importantes puntos de producción, manipulación y distribución de drogas en la comarca del Altiplano.

Efectivos de Policía Judicial de la Guardia Civil iniciaron la operación para investigar un supuesto entramado criminal relacionado con el tráfico de drogas asentado en la comarca del Altiplano y que, debido a su actividad delictiva, presuntamente estaba incrementando el tráfico de drogas en zonas  de ocio de los municipios de la zona.

Además del tráfico de drogas, como tipología delictiva principal, se detectó que la organización criminal también realizaba un elevado número de receptaciones de todo tipo de objetos sustraídos, presumiblemente a cambio de droga, por lo que, además de la línea principal de investigación, también se realizó el rastreo de objetos procedentes de robo.

Fruto de la investigación, la Guardia Civil detectó la existencia, en Yecla y Jumilla, de cinco importantes puntos tanto de cultivo, elaboración y posterior distribución de un amplio abanico de sustancias estupefacientes. También se detectó la presencia de consumidores habituales y pequeños distribuidores de localidades limítrofes, incluso de las provincias de Albacete, como Hellín y Tobarra, y de Alicante, como Pinoso, entre otras.

La organización criminal ahora desarticulada tenía una estructura organizada y jerarquizada, abarcando de esta manera un elevado numero de consumidores potenciales o clientes. Entre las funciones o roles más característicos destacaban los siguientes:

-  Personas dedicadas al cultivo, preparación, manipulación y traslado a los puntos de venta de productos del cannabis, éstas se encontraban localizados en parajes rurales donde la organización tenía su propia plantación indoor.

-  Personas encargadas de los puntos de elaboración, corte y posterior venta de sustancias como cocaína, heroína o la denominada “base”, ubicados en los casos urbanos.

-  Personas dedicadas a la distribución de todo tipo de drogas toxicas por los locales de ocio, principalmente en Jumilla, como el conocido como “cristal” (metanfetamina) o éxtasis, entre otras sustancias ilícitas.

Además de los puntos relacionados con el tráfico de drogas, la Guardia Civil ha desmantelado un punto dedicado a la receptación de objetos sustraídos. En este lugar, los presuntos delincuentes, generalmente toxicómanos, intercambiaban objetos sustraídos por diversas dosis de sustancias estupefacientes. Posteriormente, estos objetos se vendían en mercados ilícitos, obteniendo así un beneficio económico mayor por estos objetos.

Los objetos sustraídos y posteriormente receptados eran ordenadores, teléfonos móviles y herramientas profesionales, todos provenientes de ilícitos de robos cometidos en vehículos, establecimientos comerciales o viviendas. 

Una vez identificados todos los integrantes de la estructura criminal investigada y ubicados sus puntos de venta y elaboración de sustancias, situados cinco de ellos en inmuebles del casco urbano de Jumilla y uno en un paraje rural aislado de la localidad de Yecla, la Guardia Civil ha llevado a cabo la fase de explotación de la operación, en la que han colaborado de unidades especializadas, dada la preparación de estos puntos para evitar la entrada de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como la peligrosidad de sus moradores, a los cuales se les llegó a intervenir algunas armas y elementos de defensa.

Previa autorización judicial, la Guardia Civil ha efectuado la entrada y el registro de seis inmuebles en los que se ha incautado gran cantidad de drogas –como 508 dosis de cocaína y 114 de heroína, 1,1 kilos de metanfetamina, 1,7 kilos de marihuana, 27 pastillas de éxtasis y 1,2 kilos de sustancia de corte– y diversos elementos utilizados para su manipulación y distribución.

En los registros también se han incautado otros efectos relacionados con al actividad ilícita esclarecida –como seis vehículos alta gama, una pistola, dos revólveres y tres carabinas A/C, un spray defensivo, munición para diversas armas (calibre 12 y 9 mm.), efectivo, ocho básculas de precisión y elementos de una plantación indoor (sistemas de iluminación, calefacción, riego y ventilación).

También se han recuperado objetos supuestamente sustraídos como diversas joyas, numerosos teléfonos móviles, ordenadores portátiles, un escáner, tabletas electrónicas, un televisor, varias memorias y discos duros, un monitor, tres radiales, dos sierras de calar, dos motosierras, tres cajas de herramientas, cuatro taladros, dos sopletes, una taladradora industrial, una pistola térmica, un metro láser, un atornillador eléctrico, una batidora de obra y una sulfatadora, entre otros.

Los detenidos, la droga aprehendida, los objetos recuperados, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Jumilla, que ha ejercido la dirección judicial de la operación y que ha decretado el ingreso en prisión de los cabecillas y varios integrantes de la organización criminal.

Comentarios