Galerí­a Multimedia

Confusión entre los madrileños sobre las restricciones ante el puente de El Pilar

Confusión entre los madrileños sobre las restricciones ante el puente de El Pilar
A punto de comenzar el puente de El Pilar, los madrileños mantienen la incógnita sobre las medidas que el Gobierno regional y central prevén consensuar contra el coronavirus, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid haya rechazado las restricciones a la movilidad decretadas por Sanidad en diez municipios, incluida la capital.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rechazado ratificar estas restricciones, en concreto el confinamiento perimetral en vigor desde el viernes 2 de octubre, al entender que son "una injerencia de los poderes públicos en los derechos fundamentales de los ciudadanos sin habilitación legal que la ampare". 

En cualquier caso, continúan en vigor las restricciones de aforos y horarios en establecimientos comerciales y de hostelería.

Ahora, y después de semanas de enfrentamientos por la resolución decretada por el Ministerio de Sanidad para el confinamiento perimetral, la intención del Gobierno central y madrileño tras el auto del TSJM es consensuar nuevas medidas para tratar de frenar la expansión del coronavirus en la región.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid está trabajando en una nueva orden "completa pero sencilla" que trasladará al Gobierno central, según han señalado fuentes del Ejecutivo regional.

Es el requisito que han planteado para mantener una nueva reunión del Grupo COVID-19 entre ambas administraciones, encuentro que ha pedido por la mañana el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho tras conocer el auto que es preciso "poner todos los instrumentos y medidas encima de la mesa", sin descartar la declaración del estado de alarma.

"Ese instrumento, como otros, el Gobierno siempre los ha contemplado", ha comentado Sánchez -de viaje en Argelia- tras recordar que el Ejecutivo fue partidario de prorrogar dos semanas más el estado de alarma en junio, pero no había consenso parlamentario para ello.

Por su parte, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha ofrecido diálogo al Gobierno nacional para consensuar unas medidas para contener la expansión del coronavirus en la región que sean "sensatas, justas y ponderadas".

En su opinión, las medidas decretadas por el Ministerio de Sanidad en municipios de más de 100.000 habitantes con una tasa superior a 500 eran "precipitadas, no consensuadas y afectaban a derechos fundamentales de millones de ciudadanos", como han "corroborado los tribunales".

Ayuso ha defendido seguir adelante con las restricciones que había adoptado la Comunidad de Madrid en zonas básicas de salud con una tasa de incidencia de más de mil casos de coronavirus por cada cien mil habitantes, medidas que en su opinión eran "acertadas". 

El confinamiento perimetral afectaba a Madrid capital y a los municipios de Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Torrejón de Ardoz, Móstoles y Parla, donde residen cerca de cinco millones de personas.

Antes de que el Ministerio de Sanidad ordenase al Gobierno regional las medidas restrictivas para estos diez municipios, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso había establecido la limitación de movilidad en 45 zonas básicas de salud.

Desde el pasado lunes 5 de octubre, el Gobierno regional mantuvo esta estrategia en tres zonas básicas (Reyes Católicos, en San Sebastián de los Reyes; Humanes y Villa del Prado), ya que el resto estaban incluidas en los diez grandes municipios donde ya había limitaciones.

En la actualidad, a falta de conocer las nuevas medidas, siguen vigentes restricciones de movilidad en estas tres zonas básicas, donde los parques infantiles deberán permanecer cerrados.

Además, tanto en estas áreas como en los diez grandes municipios madrileños continúan en vigor otras medidas, como la restricción de aforos y horarios en establecimientos comerciales y de hostelería.

La Policía Nacional y la Policía Municipal de Madrid han retirado los controles para vigilar la movilidad pero podrán multar por incumplimiento de las otras medidas.

Aunque las entradas y salidas de estos municipios está permitida tras el auto del TSJM, tanto Ayuso como el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, han apelado a la responsabilidad de los ciudadanos para que no salgan y así evitar contagios ante el puente de El Pilar.

"La gente corriente ya no sabe qué puede o no puede hacer", explicaba a Efe Silvia, propietaria de un bar de la localidad de Móstoles, quien se mostraba resignada a "aceptar lo que venga". 

La Comunidad de Madrid ha notificado 3.151 nuevos positivos -1.727 de ellos en las últimas 24 horas y el resto de días anteriores-, lo que supone una subida del 6 % en relación al miércoles y también suben las muertes: 39 frente a las 37 de la jornada previa.
Comentarios