Galerí­a Multimedia

Casado acusa a Sánchez de "cobardía y deslealtad" al gestionar la segunda oleada

Casado acusa a Sánchez de "cobardía y deslealtad" al gestionar la segunda oleada
El presidente del PP, Pablo Casado, ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de ser "todo un ejemplo de cobardía, deslealtad e irresponsabilidad" por intentar derivar a las comunidades autónomas su "negligencia" en la gestión de la pandemia del coronavirus.

Pablo Casado se ha referido a la situación del covid durante la clausura de las Jornadas de FAES "Centrados en Europa" en el día en el que la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tiene previsto anunciar nuevas medidas restrictivas para hacer frente al importante aumento de contagios en la región.

La crisis del coronavirus, ha subrayado Casado, "se está ensañando" con los gobiernos que peor lo están gestionando, "con el de Pedro Sánchez a la cola de todo el mundo", insistiendo en que la actuación ante las epidemias y pandemias "es una competencia exclusiva" de los gobiernos estatales.

Y lo es, ha recalcado, por mucho que el Ejecutivo "pretenda derivar su negligencia a las comunidades autónomas y por mucho que aliente a que la opinión pública solo ponga el foco en las que gobierna el centro derecha".

Casado ha subrayado que la ley en vigor en España "mandata taxativamente al ministerio de Sanidad el mando único sanitario en caso de pandemias".

También ha cargado contra el Gobierno de coalición por intentar, a su juicio, aprovechar esta crisis por el covid y los fondos de ayuda europeos para "reformar la sociedad y no el estado" con el fin de que sea menos libre y más dependiente "y sirva a un estado mas pesado y más poderoso".

"No me voy a sumar a esa apología del socialismo con motivo de la pandemia del coronavirus", ha avisado Casado a Sánchez.

Por el contrario, el líder del PP ha apostado por reformar el Estado para que sea "más ágil, más fuerte, que pueda servir a una sociedad más libre, más justa, más activa y menos dependiente", rechazando "la agenda contrarreformista" que cree que algunos pretenden imponer aprovechando el impacto de la crisis.

También ha criticado al Ejecutivo por ir a pedir ayuda a Europa cuando no se han hecho los deberes, subrayando que cuando no se ha saneado la economía doméstica para afrontar crisis imprevistas "es un fracaso y España no tiene porque sentirse condenada a eso recurrentemente".

Cree, por eso, que el Gobierno socialista "de ahora" ha colocado a España en una posición de debilidad ante la Unión Europea al ponerse en manos de "radicales populistas y separatistas".

Una posición, ha advertido, con la que el PP no se va a conformar porque el que ha sido el partido "impulsor del euro" y de otras grandes reformas europeas, según ha dicho, "no puede aceptar ese europeísmo pasivo y de segunda fila al que el PSOE nos vuelve a condenar".

"España debe hacer mucho mas que acudir a pedir ayuda después de cada fracaso socialista", ha dicho.

Por eso, ha recordado, el PP ha propuesto una agenda nacional para aprovechar los fondos europeos "no para hacernos dependientes" sino para asegurar que "nunca más" se vuelva a necesitar y ha lamentado que el Gobierno, en vez de aceptar los pactos que le ofrecen los populares, "se dedica a atacarle con un uso perverso de las instituciones del Estado".

Otro reproche que ha hecho Casado al presidente del Gobierno durante su intervención ha sido que esté defendiendo la negociación de un proyecto económico bueno para Europa "mientras se negocia un proyecto de destrucción para España".

Ha insistido en esta línea al subrayar que no se puede crear riqueza y empleo para un país mientras se destruye ese país: "El coste de la no España, como el coste de la no Europa, se mide también en desempleo, familias quebradas, oportunidades perdidas y pobreza".
Comentarios