Galerí­a Multimedia

Avanzan sanciones duras por la concentración antimascarilla

Avanzan sanciones duras por la concentración antimascarilla
El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha querido dejar "perfectamente claro" que se sancionará "con la máxima dureza" que permita la ley a los que ayer incumplieron las normas durante la concentración en la capital contra las medidas para frenar el avance del coronavirus.

"No le va a salir gratis a las personas que han puesto en peligro la salud de los madrileños", ha asegurado Franco en una entrevista en la Ser en la que ha informado de que la Policía Nacional investigará de forma "concienzuda" lo ocurrido en la concentración, donde ayer los agentes identificaron a una treintena de personas, entre ellas algunos organizadores.

Ya ayer la Delegación del Gobierno en Madrid anunció a través de su cuenta de Twitter que iba a investigar los hechos y que tomaría las "medidas adecuadas" porque la concentración, que congregó a entre 2.500 y 3.000 personas en la plaza de Colón, "no se ha desarrollado según lo dispuesto".

Franco ha explicado que en el escrito de organizadores de la concentración -que fueron ciudadanos anónimos- para comunicar la concentración a la Delegación "en ningún momento" se señalaba que iban en contra de las mascarillas, de hecho, garantizaba la distancia social y que habría personas recordando con pancartas a los asistentes que la mantuvieran.

Con lo cual, la Delegación consideró que se daban las "situaciones adecuadas" para que se celebrara y ha recordado Franco el derecho fundamental de manifestarse.

Sin embargo, hubo "bastantes descerebrados" que no cumplieron con las medidas de seguridad, cono distanciamiento físico y el uso de mascarilla, durante el transcurso de la misma, por lo que ha dejado "perfectamente claro" que se sancionará "con la máxima dureza" que permite la ley.

El delegado del Gobierno ha opinado que la Policía "actuó con la proporcionalidad que se exige" y, "aunque todo es discutible", hubiera sido peor disolverla o iniciar una carga policial.

De hecho, ha dicho que algunos de los asistentes intentaron "tomar" el Paseo de la Castellana y que las Fuerzas de Seguridad lo impidieron.

Franco ha insistido en que "es inaceptable y gravísimo" lo ocurrido en la concentración de ayer y que se actuará en consecuencia: "los que han actuado de esa manera tan incívica tendrán su justo castigo", en función de si han incurrido en incumplimiento o desobediencia.

Sobre si vuelven a comunicar a la delegación una concentración de estas características, el delegado ha dicho que se extremaran "al máximo las precauciones".
Comentarios