Galerí­a Multimedia

Arrestan a un vecino de Jumilla como presunto autor de 30 robos

Arrestan a un vecino de Jumilla como presunto autor de 30 robos

La Guardia Civil de la Región de Murcia desarrolló en Jumilla la operación 'Puyazo', una investigación enmarcada en el 'Plan contra el robo en viviendas', que se saldó con la identificación, localización y detención del presunto autor de, al menos, una treintena de robos con fuerza cometidos en viviendas y naves industriales de todo el municipio. Las actuaciones se iniciaron el pasado mes de septiembre, cuando la Guardia Civil detectó el incremento de denuncias relacionadas con la supuesta comisión de robos con fuerza en inmuebles de Jumilla, unos hechos que habían originado alarma social entre la población.

Los primeros pasos de la operación se orientaron en dos sentidos. Por un lado se incrementaron los servicios de vigilancia con la finalidad de prevenir la comisión de hechos delictivos de este tipo y, en su caso, frustrarlos. Y por otro se efectuaron exhaustivas inspecciones técnico-oculares en los inmuebles objeto de robo para recabar todos los indicios posibles y esclarecer los hechos.

Fruto de las inspecciones oculares realizadas se pudo determinar que la forma de acceder a las viviendas se efectuaba empleando la fuerza sobre las cerraduras de las puertas aprovechando que, al tratarse en su mayoría de segundas residencias, los moradores estaban ausentes por largos períodos de tiempo. 

En el caso de los robos a naves industriales y locales, el acceso a su interior se efectuaba mediante el procedimiento de butrón. Para ello, el ahora arrestado se ayudaba, presuntamente, de útiles de albañilería para practicar orificios en las paredes exteriores de los locales y, ya en su interior, sustraer todo tipo de efectos de valor y más herramientas, las cuales, haciendo acopio de ellas, las utilizaría en sus próximos golpes.

Sobre los robos cometidos en viviendas del barrio jumillano de San Juan se detectó que tuvieron lugar en cortos espacios de tiempo, barajándose la hipótesis inicial que se encontraban bajo estrecha y constante vigilancia de su autor.

Al sospechar que el autor de los robos se tratara de un vecino de la zona, la Guardia Civil centró la investigación en ese aspecto e identificó a un individuo –con antecedentes por delitos similares y notable experiencia delincuencial–, coincidiendo que este residía a escasos metros de donde se centraban las viviendas objeto de robo. También se detectó que el sospechoso utilizaba un garaje como guardería de efectos sustraídos en las proximidades de la pedanía jumillana de La Fuente del Pino, segunda área donde también se focalizaban los robos.

Comentarios