Imprimir

Un estudio señala que al 75% de los sanitarios se les diagnosticó tras tener síntomas

Redacción / Agencias | 24 de junio de 2020

Sanitarios de los hospitales de campaña instalados en los pabellones 5 y 9 de Ifema, Madrid.
Sanitarios de los hospitales de campaña instalados en los pabellones 5 y 9 de Ifema, Madrid.
El 12,3 % de los contagiados se reincorporaron después a su puesto sin haberse sometido previamente a un test.
 
Una encuesta sobre las causas de contagio en los sanitarios señala que en la mayoría de los casos, el 75,7 %, se les diagnosticó la COVID-19 ante la presencia de síntomas y el 12,3 % de los profesionales contagiados se reincorporaron después a su puesto sin haberse sometido previamente a un test.

La Unidad de Investigación en Cuidados y Servicios de Salud (Investén-Instituto Carlos III) está desarrollando un estudio, denominado SANICOVI, para conocer qué factores están influyendo en la tasa de contagios por COVID-19 entre los profesionales sanitarios y ha publicado algunas conclusiones "preliminares" con el análisis de datos de 2.230 sanitarios, tras una encuesta respondida entre el 4 y el 30 de abril, con variables sociodemográficas, laborales y epidemiológicas.

Los profesionales declararon una percepción de disponibilidad alta, en las primeras semanas de la pandemia, del equipamiento de protección más básico (mascarillas quirúrgicas y FFP1 y guantes) y de los recursos de higiene de manos elementales (agua y jabón, y solución hidroalcohólica).

No obstante, se percibe una carencia de ciertos equipos de protección, sobre todo la relativa a mascarillas FPP2/FPP3, gafas y EPI completo, "lo que podría sugerir que al inicio de la pandemia pudo haber profesionales sin un nivel totalmente adecuado de protección", explica el estudio.

Un 80,4 % de los sanitarios señalaron que disponían de procedimientos de actuación establecidos sobre COVID-19.

Aseguran disponer de medidas de protección "siempre o frecuentemente": mascarilla FPP1 en el 57,3 % de las respuestas; guantes, 89,5 %; jabón, 95 %, y solución hidroalcohólica, 91,5 %.

Con respecto a los EPI, en torno al 50 % de los participantes respondieron que "siempre o frecuentemente" tuvieron la percepción de disponibilidad de mascarillas FPP2, FPP3, gafas y batas desechables.

En la mayoría de los casos, la realización de las pruebas diagnósticas se debió a la presencia de síntomas, la mitad manifiestan que se realizó estudio a sus contactos y el 12,3 % de los profesionales reincorporados manifiestan haberlo hecho sin un test.

El 6,1 % y el 0,4 % de la muestra requirieron, respectivamente, ingreso hospitalario o atención en una unidad de cuidados intensivos.

El estudio localiza diferencias en la percepción de disponibilidad de equipos de prevención y protección entre el ámbito hospitalario y atención primaria.

Las conclusiones señalan que los profesionales de la salud contagiados por SARS-CoV-2 identifican la gestión de la cadena de contagios, el uso y adecuación en la disponibilidad de equipos de protección y la efectividad en la realización del lavado de manos como posibles factores relacionados con el contagio.

Por ello, recomienda desarrollar estrategias para reforzar los procedimientos de prevención de riesgos laborales respecto a contagio; mejorar la formación en Equipos de Protección Individual (EPI) para los profesionales; adecuar la dotación de medidas de protección apropiadas; mejorar la disposición y difusión de protocolos actualizados; reforzar la adherencia a la higiene de manos, y ajustar las cargas de trabajo en el contexto asistencial.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/actualidad/estudio-senala-75-sanitarios-diagnostico-tener-sintomas/20200623204540111648.html


© 2020 diarioSí.com

© DiarioSí  – Todos los derechos reservados  

Aviso Legal