REGIÓN DE MURCIA

Un programa de Jesús Abandonado forma a 15 personas como cuidadores

La Fundación logró a través del Centro de Empleo y Formación hasta 142 inserciones laborales a lo largo del año 2018.
Un programa de Jesús Abandonado forma a 15 personas como cuidadores
Miguel Motas, consejero de Empleo, Investigación y Universidades (izqda.), junto con alumnos del programa de empleo y el presidente de Jesús Abandonado, José Moreno (dcha).
Miguel Motas, consejero de Empleo, Investigación y Universidades (izqda.), junto con alumnos del programa de empleo y el presidente de Jesús Abandonado, José Moreno (dcha).

El consejero de Empleo, Investigación y Universidades del Gobierno regional, Miguel Motas, ha visitado las instalaciones de la Fundación Jesús Abandonado, donde ha podido conocer a profesionales y alumnos del programa mixto de empleo y formación (PMEF) para mayores de 25 años 'Atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales'.

Este curso se desarrolla gracias a la subvención de 182.000 euros destinada por el Servicio Regional de Empleo y Formación de la Región de Murcia (SEFCARM), a Jesús Abandonado, con los que se afronta el salario de estos desempleados mientras se forman y obtienen experiencia laboral práctica.

Con una duración de nueve meses, tiene como objetivo principal dotar a todos los participantes del certificado de profesionalidad de nivel 2 para la atención sociosanitaria. Fruto de esta colaboración entre ambas entidades, actualmente 15 personas están trabajando en diferentes instituciones atendiendo a personas dependientes.

El consejero de Empleo, Investigación y Universidades, Miguel Motas, destacó que «programas de empleo y formación como el que desarrollamos junto con Jesús Abandonado ofrecen una cualificación de calidad a desempleados que precisamente parten de una situación vulnerable, y que con el certificado de profesionalidad incrementan notablemente sus opciones de inserción en el mercado laboral».

El consejero del Gobierno regional ha estado acompañado por el presidente de Jesús Abandonado, José Moreno, quien le ha detallado además el funcionamiento y el equipo de profesionales del área Ocupacional y de Empleabilidad.

«La Fundación Jesús Abandonado es mucho más que dar de comer o una cama, y con el paso del tiempo los perfiles de las personas que atendemos han ido cambiando y son muy diferentes», explica José Moreno.

Las necesidades «son muchas, y las personas acuden a nosotros para solicitar un apoyo que no siempre es de tipo económico, alimentario o de acogida, sino que simplemente se refiere a la falta de un empleo».

«Por eso vamos más allá, y por tanto también estamos presentes para lograr la incorporación al mercado laboral y la inclusión social de todas las personas que lo necesiten» a través de nuestro Centro de Empleo y Formación.

Como afirma Moreno, este recurso «es una pieza clave que nos permite la mejora de la cualificación y la empleabilidad de las personas, y desarrollar este tipo de programas como el que llevamos a cabo con el SEF», para una inclusión real y la participación social «a través de la obtención de un empleo».

La Fundación Jesús Abandonado logró a través del Centro de Empleo y Formación hasta 142 inserciones laborales a lo largo del año 2018 mediante contratos a tiempo parcial e indefinidos. Esto supone que cerca del 13 por ciento de las personas a las que se ha realizado un itinerario de inserción por los profesionales de la entidad, han conseguido un puesto de trabajo.

Los perfiles de los beneficiarios de los diferentes programas del Centro de Empleo y Formación son los de una empleabilidad baja o muy baja, «por lo que número de inserciones es muy positivo», destaca Moreno.

La Fundación Jesús Abandonado, que desarrolla su labor en la Región de Murcia junto con la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, realiza una atención integral a personas en situaciones de exclusión social o en riesgo de estarlo, que incluye desde la prevención y satisfacción de las necesidades básicas al acceso a una vivienda o un empleo.

Las instalaciones del Centro de Empleo y Formación son fruto de la colaboración desinteresada de la Fundación Trinitario Casanova con la Fundación Jesús Abandonado, y cuentan con un aula totalmente equipada para impartir acciones formativas.

Comentarios
Un programa de Jesús Abandonado forma a 15 personas como cuidadores