Región de Murcia

Salud pretende bajar un 70% los contagios con el cierre de la hostelería

Uno de cada cuatro contagios se producen en el ocio y, a su vez, ese infectado va a contagiar a varias personas en su hogar.
Salud pretende bajar un 70% los contagios con el cierre de la hostelería
Un camarero cierra la puerta de un bar de la Plaza de Las Flores de Murcia.
Un camarero cierra la puerta de un bar de la Plaza de Las Flores de Murcia.

El Comité de Seguimiento Covid ha acordado la suspensión de la actividad de hostelería y restauración en toda la Región de Murcia. A partir de este sábado quedará suspendida durante 14 días la actividad en bares y restaurantes, tanto interior como exterior, permitiendo tan solo el servicio para recoger y llevar.

Esta medida se ha adoptado tras el análisis de los datos que aporta el Servicio de Epidemiología, que constatan que la situación "es crítica", ha explicado el portavoz técnico del Comité Covid, Jaime Pérez, "tras uno de los peores fines de semana de esta larga pandemia".

"Aproximadamente, uno de cada cuatro contagios se produce en el ocio, y una parte importante del ocio contempla cenas, comidas y celebraciones de muchos tipos que se han dado a lo largo de la pandemia", según Pérez. A esto hay que sumar que uno de cada dos contagios se producen en el hogar.

Es decir, uno de cada cuatro contagios se producen en el ocio (el 25%) y, a su vez, ese infectado va a contagiar a varias personas en su hogar. Con ello, reduciendo el ocio al máximo, Pérez estima que "conseguiremos reducir el número de casos en aproximadamente un 70% si todo sale como estaba previsto".

El Comité de Seguimiento Covid también ha recomendado a todos los municipios el cierre de parques y jardines a partir de las 19.00 horas para evitar la interacción social. Asimismo, ha instado a fomentar desde todos los sectores el teletrabajo así como la descarga de la aplicación Radar Covid para facilitar el rastreo de casos.

Al ser preguntado por si piensa que el cierre de la hostelería podría ser contraproducente al animar a la población a reunirse en el interior de los hogares, Pérez ha manifestado que las medidas se toman en función de la experiencia cosechada en otros países, en otras comunidades y en la propia Región.

"Nuestra propia experiencia nos ha determinado que, con estas medidas, se ha conseguido, en general, una reducción importante del número de casos", según Pérez. Ha puesto como ejemplo los municipios que la semana pasada cambiaron a la fase 1, en los que se ha registrado un descenso del 8% en el número de casos, mientras que en el resto han aumentado un 13%.

"Son medidas muy duras pero que contribuyen de forma muy importante a disminuir la interacción social", según Pérez, quien ha pedido al mismo tiempo "responsabilidad" por parte de la población, "sabiendo las repercusiones que tiene un cierre de la hostelería". Así, ha pedido a la población que se reúna "lo menos posible" y que permanezca con su núcleo de convivientes exclusivamente.

CONFINAMIENTO DOMICILIARIO

La Consejería de Salud descarta por el momento solicitar al Gobierno central que decrete un confinamiento domiciliario, como se ha hecho en otras comunidades. "Estamos convencidos", ha subrayado Pérez, "de que un confinamiento autonómico unilateral no sirve para nada si no es secundado por el resto de comunidades autónomas".

En cualquier caso, ha recordado que la Comunidad de Murcia no tiene competencias para aplicar esta medida. No obstante, confía en que las medidas aprobadas este miércoles "sean suficientes" si la población las asume con responsabilidad para disminuir "radicalmente" la interacción social. "De ahí a un confinamiento, es una cuestión que ahora mismo no estamos valorando", ha zanjado.

Ha destacado que, con las nuevas medidas aprobadas, la población puede salir a la calle, especialmente si es con su núcleo de convivientes, tanto a trabajar como a la escuela y a hacer compras, pero "no debe reunirse". Si esto no es suficiente, ha advertido que "habrá que plantearse otras medidas", pero cree que surtirán efecto. Pérez también ha descartado, de momento, adelantar la hora del toque de queda.

COLAPSO DE LA CAPACIDAD HOSPITALARIA

Asimismo, cree que las medidas evitarán el colapso hospitalario. "Lo que no podemos asumir son 900 o 1.000 casos diarios constantemente", según Pérez, quien explica que el sistema acabaría colapsando con las tasas de incidencia actuales, aunque tardaría "algunas semanas".

Y es que ha especificado que el número de ingresos aumenta aproximadamente una semana después de producirse los casos, y el número de ingresos en la UCI se incrementa 14 días después. Además, advierte que ha cambiado el perfil de los hospitalizados, ya que antes eran más jóvenes y tardaban muy poco en recibir el alta, y ahora son personas mayores que tardan el doble de días en abandonar el hospital. Además, a veces se tarda "mucho tiempo" en salir de las UCI.

Ante este aumento de casos, la Consejería ha puesto en marcha el Plan de Contingencia que permite incorporar hasta 500 camas hospitalarias más, y triplicar el número de camas UCI, llegando hasta las 350.

En cuanto a la escasez de personal, Pérez ha reconocido que "no hay mucho donde poder contratar" en las bolsas de profesionales. Y, aunque se ha formado a sanitarios específicamente y algunos especialistas de medicina interna han pasado a atender en la UCI, lamenta que la formación de un médico requiere de 10 a 12 años.

Ha recordado que los planes de contingencia contemplan levantar hospitales de campaña, pero ha descartado que esto se vaya a hacer en cada recinto sanitario. "Esperamos no llegar a esa posibilidad", ha señalado Pérez, quien ha avanzado que si un hospital está colapsado, el personal se podrá derivar a otro centro de la Región.

CIERRE DE PARQUES Y JARDINES

En cuanto a la medida del cierre de parques y jardines, ha puntualizado que, a la espera de ver cómo se plasma en la orden, es una recomendación a los ayuntamientos, que serán los que tengan que tomar la decisión. La Consejería de Salud cree que las 19.00 horas y con el cambio de horario, "es un momento prudente para que los padres y los niños estén en casa". Así, estos entornos no se cierran para padres y niños, sino para otros colectivos que "los puedan usar para fines distintos".

Al ser preguntado por la posibilidad de cerrar centros comerciales, gimnasio o centros culturales, Pérez ha manifestado que las medidas intentan ser "lo más precisas posibles" y atacar los escenarios en los que hay más problemas que, son precisamente, aquellos en los que la población se quita la mascarilla y hay una interacción social".

"Afortunadamente, no hemos visto hasta el momento que haya habido brotes en centros comerciales", según Pérez, quien admite que la disminución de aforos es una posibilidad, pero descarta cierres porque "hay que intentar dañar lo menos posible al sector productivo".

Los gimnasios, añade, "tampoco han sido un problema porque ahora mismo tienen que hacer las actividades con mascarilla". No obstante, no descarta tomar medidas en estos ámbitos si en algún momento se producen brotes.

QUEJAS SOBRE EL RASTREO

Al ser preguntado pro las quejas de los médicos de familia sobre retrasos en el rastreo por parte de Salud Pública, Pérez ha admitido que es "hasta cierto punto normal" que, cuando un colectivo deja de hacer una actividad y la deriva a otro grupo, "pierde el control de la actividad y puede tener la sensación de que no se está haciendo".

Sin embargo, ha defendido que el equipo de rastreadores de Salud Pública hizo este martes por la mañana un seguimiento de 500 casos, hizo un estudio de sus contactos y citó a los contactos con su médico para que les pidiera la prueba. Por la tarde rastreó otros 500 casos. "Es decir, se está rastreando y se va a incrementar su capacidad y se mejorará la coordinación con los ayuntamientos y con los centros de salud", ha asegurado.

Comentarios
Salud pretende bajar un 70% los contagios con el cierre de la hostelería