GOBIERNO REGIONAL

PP, Cs y Vox continuarán sus contactos en privado para formar gobierno

Franco ha insistido en que ya existe un acuerdo entre su partido y los populares que no se "altera"

PP, Cs y Vox continuarán sus contactos en privado para formar gobierno
«Estamos intentando redondear un documento para concretar la investidura», señala Gestoso, aunque la portavoz de Cs, Isabel Franco, da entender que su formación no se plantea firmar un texto conjunto.
«Estamos intentando redondear un documento para concretar la investidura», señala Gestoso, aunque la portavoz de Cs, Isabel Franco, da entender que su formación no se plantea firmar un texto conjunto.

PP, Ciudadanos y Vox continuarán sus negociaciones para formar gobierno en Murcia, pero no lo harán con reuniones públicas, como hasta el momento, sino con encuentros privados e intercambios de documentación a través del correo electrónico o el teléfono, y lo harán "sin descanso" hasta lograr un acuerdo.

Así lo han dicho los representantes de los tres partidos tras la reunión celebrada esta mañana en un hotel de Murcia, que se ha prolongado durante unas dos horas y ha concluido, como las tres anteriores, sin un acuerdo concreto de gobernabilidad o de investidura.

En esta ocasión, ha explicado la líder de Ciudadanos en la Región de Murcia, Isabel Franco, se ha analizado un documento aportado por los ultraconservadores con reivindicaciones relacionadas con temas cruciales para la Región, como el Plan Hidrológico Nacional o la recuperación del Mar Menor, cuestiones que ha considerado "una adenda" al acuerdo de gobierno ya suscrito por PP y Cs.

Franco ha insistido en que ya existe un acuerdo entre su partido y los populares que no se "altera" en modo alguno con las propuestas de Vox, que de lo que están hablando ahora es de un acuerdo de investidura.

"No se trata de firmas a tres", sino de acercar intereses y lograr que se formalice la investidura, ha dicho, para lo cual no seguirán convocando "reuniones físicas" como hasta el momento, con la presencia de los medios de comunicación, ya que se abrirán cauces de diálogo constantes entre los tres partidos, algo que ha corroborado el popular Fernando López Miras, que ha insistido en que preferiría tener cerrado el acuerdo antes del mes de agosto, para lo que trabajará "sin descanso" porque las negociaciones están "muy avanzadas".

Ha reiterado que se siente "muy optimista" con respecto a lograr el acuerdo, así como que las reivindicaciones planteadas por Vox son "razonables" y estará en disposición de cumplirlas si es nombrado presidente.

Por su parte, el portavoz de las negociaciones de Vox, Luis Gestoso, ha señalado que la reunión de hoy supone un "paso importante" pero ha apuntado que "no hay nada cerrado todavía" porque, aunque "ha habido avances", aún quedan muchos puntos de su documento por tratar.

En cualquier caso, no ha querido hacer "futurología" sobre posibles plazos o fechas y ha reiterado que el contacto entre los tres partidos será constante.

Es el cuarto encuentro que protagonizan los tres partidos de derechas desde el pasado 4 de julio, cuando se reunieron horas antes de la sesión de investidura en la que Vox finalmente votó en contra de la designación del popular Fernando López Miras.

Los de Santiago Abascal se levantaron de la mesa tras cinco horas de encuentro ofendidos por las palabras de la dirección nacional de Ciudadanos, que restó formalidad al encuentro.

Fueron los de Albert Rivera los que dieron el siguiente paso al convocar de nuevo a las tres formaciones en las dependencias de su grupo parlamentario, donde se celebraron sendas reuniones los días 10 y 11 de julio, que finalizaron ambas con buenas sensaciones y optimismo en lograr un acuerdo entre los tres partidos, que han seguido trabajando durante todo el fin de semana en un posible "pacto de investidura".

Tras la reunión del pasado jueves, Vox avanzaba su renuncia definitiva a ocupar cualquier cargo en el gobierno regional, ya que su intención es facilitar la investidura de López Miras para después pasar a la "leal oposición", un gesto que fue bien recibido por Cs, con quien el PP ya se repartió las consejerías y responsabilidades de gobierno a finales de junio.

La reunión coincide con la publicación de una encuesta elaborada por Sigma Dos para el periódico La Verdad que apunta a que la repetición de elecciones no daría un buen resultado a PP ni a Cs, que perderían uno y dos escaños respectivamente, mientras que los de Santiago Abascal ganarían dos y uno más tendrían los socialistas, manteniéndose como hasta ahora Podemos.

El nuevo reparto electoral que da esa encuesta seguiría obligando a las fuerzas de derechas a un pacto a tres para formar Gobierno, mientras que al PSOE no le bastaría ya con el apoyo de los de Albert Rivera, sino que debería sumar también con los de Pablo Iglesias, con quienes dan por rotas las negociaciones a nivel nacional, en la formación del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Comentarios
PP, Cs y Vox continuarán sus contactos en privado para formar gobierno