Tribunales

La Policía Nacional advierte de las posibles consecuencias ante las denuncias falsas

Las consecuencias pueden ser muy graves tanto para el denunciado así como para el denunciante

La Policía Nacional advierte de las posibles consecuencias ante las denuncias falsas
La Policía Nacional advierte de las posibles consecuencias ante las denuncias falsas
La Policía Nacional advierte de las posibles consecuencias ante las denuncias falsas

Desde la  Policía Nacional se quiere incidir en la importancia y el deber del ciudadano de ceñirse a la verdad en el relato de cualquier hecho durante su puesta en conocimiento ante la autoridad u organismo competente de la misma para evitar que el número de estas denuncias se vea incrementado.

Afecta de forma evidente al ciudadano falsamente denunciado, dañando su imagen y honor. Además de aumentar la ya elevada carga de trabajo de los diferentes juzgados, demorándose mucho más en el tiempo la resolución de los procesos abiertos, aumentando el perjuicio de los ciudadanos afectados por otros pleitos que si son reales.

Se podrá perseguir el delito de denuncia falsa tras haberse finalizado el proceso y haberse dictado sentencia o auto absolutorio, que revelen la inocencia de la persona denunciada y la existencia de indicios que demuestren la falsedad de los hechos denunciados. Es entonces cuando el juez o tribunal que atendió a la denuncia puede actuar de oficio o a instancia del demandado contra la persona denunciante.


Es un delito perseguido por la Policía Nacional, recogido en el artículo 456 del Código Penal y penado con prisión de 6 a 24 meses y multa de 12 a 24 meses por delito grave. Pena de multa de 12 a 24 meses por un delito menos grave y pena de 3 a 6 meses por un delito leve.

Consecuencias de una denuncia falsa

Obstaculiza y ralentiza sobremanera el trabajo policial y de la administración de justicia, ya que desvía recursos y tiempo al esclarecimiento de hechos inventados, denunciados de manera intencionada, en vez de poder dedicarlos a otros procesos y hechos que lo puedan requerir por veracidad, necesidad y urgencia.

El denunciante incurre en un delito penado por la ley y tendría que afrontar las consecuencias de una multa muy grave ya que actúa con mala fe e intención delictiva.

El denunciado sufre un grave ataque contra su honor así como importantes perjuicios a nivel personal, familiar y laboral. Puede conllevar a su detención inmediata en los casos de Violencia de Género.
 

Comentarios
La Policía Nacional advierte de las posibles consecuencias ante las denuncias falsas