CORONAVIRUS

Ordenan el aislamiento de 500.000 personas en municipios costeros de la Región

El Gobierno regional emite un decreto de confinamiento en Águilas, San Pedro, San Javier, Los Alcázares, Cartagena, La Unión y Mazarrón para evitar que se multipliquen los contagios de coronavirus.

Ordenan el aislamiento de 500.000 personas en municipios costeros de la Región
Comparecencia del presidente de la Región de Murcia.
Comparecencia del presidente de la Región de Murcia.
El Gobierno de la Región de Murcia ha decretado el confinamiento en el litoral de la comunidad, una medida drástica que afecta a los municipios de Cartagena, San Javier, San Pedro del Pinatar, Los Alcázares, La Unión, Mazarrón y Águilas, en los que no habrá “libertad de movimiento” y se cerrarán todos los negocios a excepción de supermercados y farmacias.

El presidente de la comunidad autónoma, Fernando López Miras, ha convocado una rueda de prensa de urgencia para anunciar esa medida que, ha dicho, se ha visto obligado a tomar por la “irresponsabilidad” del gran número de personas procedentes de la Comunidad de Madrid que se han tomado la cuarentena como unas “vacaciones”.

Además, ha advertido de que las medidas se podrían ampliar a otras zonas de la región si continúan las actitudes irresponsables y no se cumple con las recomendaciones de mantenerse aislados y evitar las salidas que no sean fundamentales.

Solo se podrá entrar y salir en los municipios afectados por la medida por motivos laborales o sanitarios y, dentro de esas localidades, los desplazamientos se limitarán a la compra de alimentos o medicamentos o a recibir atención sanitaria.

Los establecimientos que no vendan alimentos o fármacos se cerrarán al público y las fuerzas y cuerpos de seguridad establecerán controles para asegurar el cumplimiento de la medida, que entrará en vigor hoy mismo, con la publicación de un decreto que está ultimando el ejecutivo autonómico.

Los alcaldes de los municipios afectados, así como la delegación del Gobierno central, han sido ya avisados, y López Miras ha mostrado su total apoyo al ejecutivo si decide aplicar el estado de alarma, que ha considerado imprescindible para frenar los contagios. El confinamiento afecta a una población aproximada de 376.000 personas.

Visiblemente enfadado, el presidente ha insistido en que “no todos han demostrado una conducta sensata y responsable”, por tanto, “lo que eran llamadas al sentido común y a la responsabilidad ahora se tienen que convertir en medidas mas drásticas”.

Se ha referido directamente a los centenares de madrileños que tienen una segunda residencia en los municipios costeros y que se han desplazado hasta aquí, y ha señalado el caso de un hombre de 88 años que ya había desarrollado la enfermedad y aún así se desplazó a la región en tren y actualmente está ingresado en la UCI del hospital Los Arcos.

Este caso, ha dicho, “se suma a una larga serie de personas que han entendido la cuarentena en casa como una especie de vacaciones en las costas murcianas”. “La imagen es lamentable e irresponsable, no puede ser permitido”, ha dicho.

Por eso, ha apelado a la colaboración de toda la sociedad para poder frenar los contagios, pero ha advertido de que no le “temblará la mano” si tiene que aplicar nuevas medidas o ampliar las actuales al resto de la región.

El ejecutivo murciano ya pidió ayer a todos los madrileños que se desplacen a la comunidad autónoma que guarden una cuarentena de 14 días, y hoy ha insistido en la vigencia de esa medida y en que cualquier persona que viaje a esta comunidad debe tener claro que solo podrá estar en su domicilio por las excepcionales circunstancias actuales.

Comentarios
Ordenan el aislamiento de 500.000 personas en municipios costeros de la Región