UNIVERSIDAD DE MURCIA

Luján: «Los ciudadanos esperan respuestas con urgencia de su universidad»

La Universidad de Murcia acoge el acto de Santo Tomás de Aquino.
Luján: «Los ciudadanos esperan respuestas con urgencia de su universidad»
Acto de Santo Tomás, en la Universidad de Murcia.
Acto de Santo Tomás, en la Universidad de Murcia.

Este lunes se ha celebrado en la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Murcia el acto académico de Santo Tomás de Aquino, que ha estado amenizado por varias piezas de Beethoven, a cargo de la Orquesta de la Universidad de Murcia, con motivo del 250 aniversario del nacimiento del músico alemán.

Acto de Santo Tomás de Aquino, en la Universidad de Murcia.

Datos, información y realidad

La lección magistral, titulada “Datos, información y realidad: miscelánea”, ha estado a cargo de José Vicente Rodríguez Muñoz, catedrático de Biblioteconomía y Documentación del Departamento de Información y Documentación de la Universidad de Murcia. 

En un proemio de carácter personal, Rodríguez Muñoz ha explicado diversas circunstancias de sus comienzos en el centro de estudios, cuyos orígenes se remontan a mitad de los años 70: “Siento –ha dicho- el inmenso e inconmensurable honor de ser parte de casi la mitad de la historia de mi universidad, a la que me he entregado en la creación de cuatro facultades, un departamento y al diseño de casi una decena de títulos de grado, máster y doctorado”. Rodríguez se ha permitido ofrecerle al Rector un consejo: que cuando alguien visite su despacho, le diga: “No preguntes qué puede hacer tu universidad por ti, sino qué puedes hacer tú por tu universidad”.

Acto de Santo Tomás de Aquino, en la Universidad de Murcia.

Ciencia de la Información y Conocimiento

En cuanto al tema en sí del discurso, ha afirmado que, en el campo de la Ciencia de la Información, “el modelo queda constituido por una suerte de estructura jerarquizada, donde el dato es la base que sustenta a la información y ésta es interpretada por el conocimiento. En algunos modelos se representa otro escalón superior, la sabiduría que rige el conocimiento”. Ha añadido más adelante que “lo que llamamos realidad es un espacio reconocido por toda una red de nodos que interconectan triángulos que son los que creamos, procesamos y observamos, no siendo un envoltorio uniforme y continuo, sino un conjunto de piezas o cuantos”. 

Los ránquines como armas de destrucción masiva

El profesor se ha referido a una idea de Vlatko Vedral para decir que “Las leyes de la Naturaleza son información sobre la información, y fuera de ello no hay más que oscuridad. Esta es la única puerta de entrada a la comprensión de la realidad”, añadiendo que “cabe entender que, tanto la Ciencia de la Comunicación como la de la Información, junto con las Tecnologías de la Información, son ejes fundamentales que ayudan y proporcionan apoyo para el devenir de las personas, para entrelazarnos con el conjunto de realidades con las que convivimos”.

En la última parte de su discurso, ha afirmado, en su calidad de experto en bibliometría, que “Declaro, solemnemente, que los ránquines son las armas de destrucción masiva de las universidades”, y que sólo sirven para que las universidades se peleen entre ellas por ser las mejores. 

Ha señalado finalmente que, muy al contrario de esta disputa permanente, “las universidades deben ser sostenibles” y que la tarea de la universidad debe ser la de “la fraternidad para el avance de la Ciencia y del Conocimiento”. 

Premios y distinciones

La conmemoración de la festividad de Santo Tomás de Aquino ha incluido, como es tradicional, la entrega de los premios extraordinarios fin de grado correspondientes al curso 2018-2019, así como la de los premios extraordinarios de doctorado y la ceremonia de investidura de los nuevos doctores y doctoras. 

Los premios a la Excelencia Académica en Programaciones conjuntas de estudios oficiales han recaído en José Antonio Pérez Bastida, del Grado en Administración y Dirección de Empresas y Derecho; Jesús García Rodríguez, Grado en Ingeniería Informática y de Matemáticas y María Esperanza Herrero Andreu, Grado en Periodismo e Información y Documentación.

El acto ha contado también con la entrega de medallas a la Dedicación universitaria y la entrega del Premio Estudiante del año del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Murcia (CEUM), en la que ha constituido la primera edición de este galardón. El reconocimiento ha recaído en Luis Javier Ordóñez Angamarca, estudiante de posgrado de la facultad de Óptica, por haber impulsado un proyecto de la ONG “Azul den Acción” en Senegal, y en su modalidad colectiva a los estudiantes participantes en el proyecto de recuperación del yacimiento de San Esteban.

Por otro lado, el Premio José Loustau 2019 ha correspondido a los profesores Gregorio Sánchez Gómez a título póstumo, y a Salvador Zamora Navarro, Catedrático de Química inorgánica de la Facultad de Química y de Fisiología de la facultad de Biología de la Universidad de Murcia respectivamente.

Universidad transmisora de Ciencia y Cultura

El consejero de Empleo, Investigación y Universidades, Miguel Motas, ha animado a todos los universitarios a no perder nunca el vínculo con su universidad, y ha afirmado que, “si ya como investigador he palpado muy de cerca las dificultades del sistema científico y universitario de este país, os garantizo que, como consejero, soy aún mucho más consciente del enorme talento que existe en la Región de Murcia, de la cantidad de excelentes profesionales que tenemos y de la necesidad que tienen de ser apoyados con todos nuestros medios y todo nuestro trabajo para que consigan todo su conocimiento a nuestra sociedad, algo a lo que me comprometo ante todos ustedes”.

El Rector José Luján, por su parte, se ha referido en su discurso a la importancia de esta tradicional celebración académica: “Porque la celebración de la festividad de nuestro patrón, Santo Tomás de Aquino, es luz, música y júbilo que alegra el alma. Un momento de pausa en mitad del curso académico para, con formas y ritos heredados de una historia que se hunde en el medievo, recordar la legitimidad de la universidad como institución generadora y transmisora de ciencia y cultura y mirar al futuro”, y afirmó que esta festividad nos hace preguntarnos “por los retos que tiene ante sí la universidad y cómo los mismos afectan y condicionan la preservación de su rol como institución”. 

El rector Luján ha asegurado que, todavía sin recuperar del menoscabo de financiación en los años de crisis, y sin digerir aún el “empacho provocado por la tan necesaria, como temporal y procedimentalmente cuestionable adaptación al EEES, las universidades públicas españolas tienen ante sí un desafío de proporciones homéricas”: el hecho de seguir formando  profesionales y garantizar el progreso en “el mundo en transformación en el que vivimos”, de ahí, ha añadido, que “la universidad deba esforzarse para proporcionar la cada vez más demandada formación a lo largo de la vida; debe conectar su oferta de estudios con las nuevas realidades empresariales y las profesiones emergentes; debe guiar la globalización del saber”.

Universitarios para siempre

“La universidad española no tiene espera”, ha afirmado, para añadir que “Confiamos en que el nuevo ministro Manuel Castells active de inmediato diferentes iniciativas de reforma muy demandadas. De manera especial, la anhelada nueva Ley de Universidades, el Estatuto del Personal Docente e Investigador, y deben adoptarse medidas correctoras de la inestabilidad laboral y de las trabas de dificultan el acceso a las universidades a todas las personas con independencia de los recursos”.

Se refirió a todo el estudiantado de la UMU para afirmar que “Sois Universidad de Murcia. Y os encarezco gravemente a que nunca dejéis de serlo, dondequiera que vuestras profesiones y familias os lleven”.

Luján finalizó su discurso afirmando que “No debemos olvidar nunca el precioso valor de nuestro trabajo y la urgencia con que los ciudadanos esperan respuestas de su universidad”.

La ceremonia ha concluido, como es tradicional, con los asistentes entonando el Gaudeamus igitur, acompañados por la Coral Universitaria y la Orquesta de la Universidad de Murcia, dirigidas por Alfonso Marín/Pablo de Torres y Jorge Losana respectivamente, y una nueva marcha de Beethoven.

Comentarios
Luján: «Los ciudadanos esperan respuestas con urgencia de su universidad»