TRIBUNALES

Dice que acusó a su ex pareja de violencia de género “por error”

De lo actuado no se desprende indicio alguno de criminalidad contra el denunciado, un agente de policía que desde el primer momento negó los hechos. 
Dice que acusó a su ex pareja de violencia de género “por error”
Imagen de archivo de la Ciudad de la Justicia de Murcia.
Imagen de archivo de la Ciudad de la Justicia de Murcia.
El juzgado de violencia sobre la mujer número Dos de Murcia ha archivado las diligencias abiertas contra un hombre que fue acusado de violencia de género y de abusos por su ex pareja, que diez días después retiró la denuncia al señalar que había cometido un error al presentarla sin leer su contenido. 

El auto indica que de lo actuado no se desprende indicio alguno de criminalidad contra el denunciado, un agente de policía que desde el primer momento negó los hechos. 

Para llegar a esa conclusión, el juzgado de violencia sobre la mujer ha dado un valor especial a las imágenes captadas en la entrada al edificio donde reside ella, C.A.P., en la barriada Ronda Sur de Murcia. 

La denunciante afirmó en su escrito que los hechos ocurrieron en el interior de la vivienda con ocasión de que el denunciado había acudido a recoger a la hija que tienen en común para pasar un fin de semana con sus padres en el municipio murciano en el que residen.

El juzgado de instrucción que estaba de guardia aquel día y del que es titular el magistrado David Castillejos acordó, sin escuchar al denunciado, abrir diligencias y dictó una orden de alejamiento contra aquel al exponer en el auto correspondiente que “la víctima relata en la denuncia-comparecencia unos hechos de cierta gravedad y que revisten credibilidad”.

Esa decisión le fue comunicada de inmediato al denunciado en la vivienda de sus padres, en la que se encontraba junto a la pequeña, al tiempo que sus superiores decidían que podría seguir prestando sus servicios como policía con su arma reglamentaria, pero que, acabada su jornada, esta debía quedar en la comisaría en la que está destinado. 

Las diligencias que han acabado con el sobreseimiento recogían un informe elaborado por la Policía Nacional sobre las imágenes captadas por las cámaras de vigilancia del edificio en el que vive la denunciante. 

En las mismas, según se recoge en el documento, se observa cómo entran en el mismo una mujer, identificada como la denunciante, el denunciado, que llevaba en brazos a la niña, que a su vez, llevaba un peluche, y otro hombre del que aquella no había dicho nada en su denuncia y que era el padre de él. 

Minutos después se les veía salir del inmueble en una actitud aparentemente normal, como podía apreciarse, decía el informe, también en las imágenes captadas a la entrada al edificio.

El padre del denunciado declaró a la Policía que la recogida de la niña transcurrió con entera normalidad, hasta el punto de que C.A.P. le regaló una bolsa con habas para que hiciera michirones y le ayudó a llevar los enseres de aquella para que él no cargara con mucho peso. 

Al acordar el archivo el juzgado ha tenido en cuenta también los mensajes y audios que la denunciante envió al denunciado y que este aseguró que contienen frases insultantes y amenazantes. 

Ahora, al retirar la denuncia, esta mujer ha dicho que la misma “no estuvo bien puesta”, ya que se la escribió un amigo, del que facilitó su nombre de pila, y que no la leyó antes de entregarla en el juzgado. 

El auto con el archivo de las actuaciones añade que la mujer declaró, en presencia de la autoridad judicial y de su letrada y de la abogada del policía, que retiraba la denuncia de forma voluntaria, al no haber sido presionada ni coaccionada. 

Comentarios
Dice que acusó a su ex pareja de violencia de género “por error”