Región

El cirujano de la mujer fallecida tras una lipoescultura acude a los juzgados tras la orden de detención

La jueza encargada del caso acordó este martes su detención después de que no acudiera a la citación prevista para ese día

El cirujano de la mujer fallecida tras una lipoescultura acude a los juzgados tras la orden de detención
El cirujano de la mujer fallecida tras una lipoescultura acude a los juzgados tras la orden de detención
El cirujano de la mujer fallecida tras una lipoescultura acude a los juzgados tras la orden de detención

El cirujano que operó a Sara, la mujer de 39 años fallecida tras someterse a una lipoescultura en Cartagena (Murcia), se ha personado este miércoles en los juzgados de la ciudad después de que la magistrada encargada del caso acordara este martes su detención y puesta a disposición judicial a raíz de una denuncia presentada por la familia por homicidio imprudente.

El médico ha llegado a la sede judicial en compañía de su letrado sobre las 10.00 horas.

La titular del juzgado de instrucción número 2 de Cartagena acordó un día antes la busca, detención y puesta a disposición judicial del cirujano, investigado por homicidio imprudente tras una denuncia de la familia de la fallecida. Se había acordado una comparecencia de las partes y se citó al denunciado en calidad de investigado, pero no acudió a declarar.

El abogado de la familia, Ignacio Martínez, adscrito a la Asociación del Defensor del Paciente, confirmó que ni el médico ni su letrado, Pablo Martínez, se personaron en los juzgados.

La familia de Sara pide "que se haga justicia"

A las puertas del juzgado al que sí ha acudido el cirujano investigado este miércoles se han congregado algunos familiares de Sara, quienes aseguran estar viviendo unos momentos muy duros: "Queremos dejar claro que la familia estamos aquí pacíficamente, en ningún momento ni vamos a increpar ni vamos a amenazar, simplemente acudimos a la sede judicial para que la Justicia vea que estamos aquí por Sara y confiamos en que se haga justicia", ha dicho Rubén, hermano de la joven, en La Hora de La 1.

La familia de la mujer, que murió en el Hospital Santa Lucía tras casi un mes ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde entró con daños en numerosos órganos (riñones, hígado, colon, intestino y duodeno, entre otros) el día 2 de diciembre, elevó una denuncia por homicidio imprudente contra el cirujano tras la muerte de la joven.

Además, solicitó medidas cautelares como la retirada del pasaporte por sospechar que, al tener la doble nacionalidad, podría fugarse, y la suspensión de la actividad laboral del médico.

Ezequiel Nicolás, portavoz de la familia y expareja de Sara, también ha señalado este miércoles en La Hora de la 1 que tiene constancia de que existen otras personas afectadas: "Ha habido víctimas que se han comunicado con nosotros, sobre todo una puntual que está hablando con su abogado. No puedo decir más, pero me ha enviado un WhatsApp y me dio permiso para comentarlo porque ayer se encontraba ingresada vomitando sangre después de una operación supuestamente de esta persona hace menos de seis meses (...) No tomó medidas por miedo y sobre todo por vergüenza" 

Como padre del hijo menor de la fallecida, Nicolás ya informó este martes de que se personará en el juicio. "Quiero que todos -los responsables- se sienten en el banquillo a declarar", ha advertido Nicolás, que no descarta que la denuncia se extienda a más personas vinculadas a la intervención quirúrgica.

Los allegados afirman que fue una negligencia médica

La familia de la fallecida, natural de Alcantarilla, ya había denunciado las lesiones por negligencia médica a la fiscalía y una vez que tuvo el resultado de la autopsia denunció al cirujano por homicidio por imprudencia ante el juzgado de guardia.

La operación, contratada en la clínica Galena, de Murcia, duró cinco horas, tras las que se informó a la familia de que todo había ido bien, pero que había perdido líquidos y sangre, por lo que estaban estabilizándola, ya que costaba mantenerle la tensión, por lo que tenía que estar mas tiempo en el quirófano.

Posteriormente se decidió trasladarla al hospital público de referencia en la ciudad portuaria, donde entró en urgencias con shock hipovolémico en situación de extrema gravedad.

En el parte médico de la operación reparadora de urgencia que se le hizo se habla de "necrosis de la pared abdominal, peritonitis, absceso con contenido intestinal, disección de todo el retroperitoneo derecho e izquierdo con exposición de ambos músculos psoasiliacos y congestión gastrointestinal con múltiples perforaciones", entre otras lesiones.

Comentarios
El cirujano de la mujer fallecida tras una lipoescultura acude a los juzgados tras la orden de detención