REGIÓN

163 pymes se benefician este año de las ayudas a la eficiencia energética

La Comunidad invierte 5,1 millones en mejorar este sector y fomentar el uso de energías renovables en las empresas.
163 pymes se benefician este año de las ayudas a la eficiencia energética

Un total de 163 pymes de la Región de Murcia se han beneficiado de las ayudas para la eficiencia energética de la Comunidad durante este año 2019, que han contado con un presupuesto total de 5,1 millones de euros, de los que 3,6 están destinados a fomentar el uso de las energías renovables y 1,5 a mejorar la eficiencia energética.

Del total de empresas beneficiarias de estas ayudas, 63 van a destinarlas a incorporar el autoconsumo de energía fotovoltaica en sus instalaciones y otras 100 dedicarán la subvención a mejorar la eficiencia energética de la empresa y de los procesos de fabricación de sus productos.

La consejera de Empresa, Industria y Portavocía, Ana Martínez Vidal, informó de estas ayudas durante la inauguración de la nueva planta de almacenamiento de energía eléctrica con baterías de litio conectadas a la red de distribución en media tensión en Caravaca de la Cruz.

“Con estas ayudas, las mayores que se han concedido en los últimos años, queremos involucrar al tejido empresarial en el uso responsable de la energía y fomentar el salto para que comiencen a aplicar las que proceden de fuentes renovables, respetuosas con el medio ambiente y que son, además, inagotables”, aclaró la consejera.

Las ayudas se convocaron el pasado mes de abril y están destinadas a las empresas de la Región, especialmente a las pymes, para renovar sus equipos, sus instalaciones y mejorar sus procesos productivos, con el fin de ahorrar energía, por una parte, y promocionar la generación de energías renovables y el autoconsumo, por otra parte.

Las empresas beneficiarias tienen un plazo de 12 meses para acometer estas mejoras y justificar la subvención, ya que reciben el dinero por adelantado para acometer las actuaciones necesarias.

Planta de almacenamiento

La nueva planta de almacenamiento de energía eléctrica que ha instalado i-DE en Caravaca de la Cruz es un proyecto pionero en España que contribuye a mejorar la calidad y la seguridad del suministro eléctrico y al aprovechamiento de la energía solar de la comarca del Noroeste.

Funciona con baterías de litio de última generación y es capaz de almacenar energía producida a través de fuentes renovables y convencionales, “en la línea que promueve el Gobierno regional de favorecer la inclusión del uso de las energías limpias, principalmente la fotovoltaica y la eólica, tanto en el sector privado como en el público, para luchar entre todos contra el cambio climático”, señaló Martínez Vidal.

“Instalaciones como ésta son un ejemplo del buen uso y del aprovechamiento de los recursos energéticos y es un claro ejemplo de empresas que, aplicando innovación y voluntad, son respetuosas con el medio ambiente”, añadió.

Comentarios
163 pymes se benefician este año de las ayudas a la eficiencia energética