LOCAL

PP y Cs escenifican sus discrepancias en el Ayuntamiento, ahora por las terrazas de Alfonso X

PP y Cs escenifican sus discrepancias en el Ayuntamiento, ahora por las terrazas de Alfonso X
PP y Cs escenifican sus discrepancias en el Ayuntamiento, ahora por las terrazas de Alfonso X.
PP y Cs escenifican sus discrepancias en el Ayuntamiento, ahora por las terrazas de Alfonso X.
El PP y Cs han vuelto a escenificar sus discrepancias en el equipo de Gobierno local de Murcia ahora por la ordenación del espacio para terrazas en la avenida de Alfonso X el Sabio que el edil naranja de Vía Pública ha aprobado por decreto ante la posición contraria de su socio en el Ejecutivo.

Juan Fernando Hernández ha explicado que en diciembre de 2018 el anterior equipo de Gobierno, solo del PP, aprobó unas autorizaciones provisionales para permitir a los negocios de la zona, que habían estado afectados por las obras de peatonalización del paseo, recuperar los espacios de terrazas.

Entonces se establecía un plazo de seis meses para conceder las definitivas, que venció en junio de 2019, cuando aún se estaba conformando la nueva corporación municipal tras los comicios.

Con el plazo ya vencido, Hernández encargó a los técnicos el decreto para la ordenación de terrazas con el mismo criterio de la anterior legislatura para la plaza de Santo Domingo, teniendo en cuenta no solo las terrazas actuales, sino las que se pudieran abrir en un futuro, delimitando todo el espacio posible.

Autoriza un máximo de 182 mesas en todo el paseo (108 entre Santo Domingo y Jaime I El Conquistador, con 14 locales, y 74 entre esta calle y la Redonda, con 16 establecimientos comerciales), pero el PP se negó a firmar ese acuerdo en la Junta de Gobierno del pasado 21 de febrero y no lo incluyó en el orden del día del 28 de ese mes.

Según Hernández, el desacuerdo parte de la inclusión de las mesas "futuras", algo en su opinión "inexplicable", puesto que se hizo en Santo Domingo para dar seguridad jurídica a los empresarios de la zona.

El edil ha insistido en que la propuesta está elaborada por los técnicos, a los que no se ha dado ninguna directriz y que han seguido criterios de accesibilidad y límites de ruido y las recomendaciones del Colegio de Arquitectos de manera "rigurosa y estricta", por lo que no se entiende la negativa del PP a aprobar el proyecto.

Entrará sin embargo en vigor, pues llevarlo a Junta de Gobierno era una "deferencia" hacia el equipo ejecutivo, según sus palabras.

Comentarios
PP y Cs escenifican sus discrepancias en el Ayuntamiento, ahora por las terrazas de Alfonso X