MÁLAGA »

Consternación en Totalán tras la muerte de Julen

Momentos de tensión y gritos al conocer la localización del cuerpo sin vida del pequeño.
Consternación en Totalán tras la muerte de Julen

La vivienda de Totalán (Málaga) donde se encontraban refugiados los padres del pequeño Julen, el niño de 2 años que cayó al pozo el pasado día 13, ha sido escenario de momentos de tensión y gritos al conocer localización de su cuerpo sin vida a la 1:25 de la madrugada del viernes al sábado.

Minutos antes de hacerse pública oficialmente la localización del cadáver, en la vivienda donde estaban acogidos desde hace varios días los padres del niño se han escuchado gritos de "¡otra vez no!, ¡otra vez no!", posiblemente en referencia al otro hijo, de 3 años, hermano mayor de Julen, que la pareja perdió hace pocos años.

El furgón funerario con los restos del pequeño ha abandonado el pozo pasadas las 04:00 de la madrugada. Tras ellos, los padres ya se han desplazado al tanatorio de la barriada malagueña de El Palo, donde están acompañados de sus familiares y los vecinos del pueblo.

El grupo de Emergencia Psicosocial del ayuntamiento de Málaga, integrado por psicólogos, ha acudido también al tanatorio, que está situado a decenas de metros de la casa donde vivía el menor con su familia en la zona de viviendas conocida como Las Protegidas.

Los padres de Julen, que han recibido apoyo psicológico durante el tiempo en que los equipos de rescate han estado buscando a su hijo, han sufrido una fuerte tensión los últimos días que ha hecho que José Roselló, padre del pequeño, tuviera que ser atendido por los servicios sanitarios la pasada noche debido a un ataque de ansiedad.

Trece días de rescate

El rescate de Julen ha durando trece días y se ha desarrollado en unas condiciones extremas debido a la complejidad técnica y a la situación orográfica en el Cerro de la Corona.

El pequeño se encontraba atrapado en un estrecho foso de de prospección de agua de 110 metros de profundidad y 25 centímetros de diámetro, lo que impedía el descenso de los equipos de rescate.

Decenas de máquinas, perforadoras y excavadoras han removido cerca de 85.000 metros cúbicos de tierra para allanar y reducir en cerro y construir el túnel paralelo al pozo en el que estaba Julen y desde ahí acceder al angosto punto donde estaba el niño.

En algunos tramos la roca con la que se han topado los efectivos ha sido cuarcita, una de las mas duras, con una resistencia de 7, en una escala de 10 por lo que se han tenido que realizar microvoladuras.

Ocho mineros y efectivos de la Guardia Civil han sido los encargados de acometer la fase final excavando a mano una pasarela horizontal que les ha llevado hasta el pequeño a las 1:25 de la madrugada de este sábado.

Según ha informado la Subdelegación de Gobierno de Málaga, se ha activado la comisión judicial, pasadas las 2:00 horas. Dos horas más tarde, el furgón funerario con los restos del pequeño ha abandonado el pozo.

Tres días de luto

El alcalde de Málaga, Francisco de La Torre, ha acudido esta madrugada a Totalán tras conocerse que Julen había sido encontrado muerto en el pozo y ha anunciado en su cuenta de Twitter que se decretará tres días de luto oficial en la ciudad.

Además, se realizará este sábado un minuto de silencio en memoria de Julen, ante el ayuntamiento de la capital malagueña.

La Casa Real, los líderes políticos y el mundo de la cultura han ofrecido su pésame a la familia de Julen Rosello tras conocer la noticia.

Comentarios
Consternación en Totalán tras la muerte de Julen