El Museo Arqueológico expone un pebetero ibérico datado entre los siglos IV y III a.C.

Se trata de una pieza con forma de cabeza femenina que procedería del conjunto arqueológico del Verdolay.

El Museo Arqueológico expone un pebetero ibérico datado entre los siglos IV y III a.C.
Imagen del Pebetero que se puede contemplar en el Museo Arqueológico.
Imagen del Pebetero que se puede contemplar en el Museo Arqueológico.

El Museo Arqueológico de Murcia (MAM), dependiente de la Consejería de Educación y Cultura, expone desde el miércoles, y durante tres meses, dentro de la sección ‘Nuevas Adquisiciones’, una pieza arqueológica de reciente incorporación a su colección, con una gran significación histórico-patrimonial.

Se trata de un pebetero ibérico con forma de cabeza de deidad femenina (Demeter ó Tanit), entregada voluntariamente hace pocas fechas por un anticuario local. Según las informaciones que la dirección del MAM ha podido recopilar, la pieza procedería del conjunto arqueológico del Verdolay, en Santo Ángel (Murcia), concretamente, de la necrópolis ibérica del Cabecico del Tesoro, y sería fruto de una intervención clandestina entre los años ochenta o noventa del siglo pasado.

Este yacimiento, según destaca el director general de Bienes Culturales, Rafael Gómez, “es el lugar del Sureste español que ha proporcionado mayor número de terracotas en forma de cabeza femenina, junto a la Albufereta en Alicante”, ya que en ambas necrópolis aparecieron más de una veintena de ejemplares, en otras tantas sepulturas, de distintos tamaños y calidades.

Estos pebeteros son vasos plásticos de tipo votivo o funerario, con una finalidad de quemaperfumes, como se constata por los orificios traseros y superiores de la pieza, asociados a tumbas y santuarios ibéricos. En este caso, su iconografía helenística remite a fechas entre los siglos IV y III a.C.

De hecho, el estudio de los vasos plásticos procedentes del Cabecico del Tesoro dio lugar hace algunos años a una monografía del Museo de Arte Ibérico del Cigarralejo de Mula, en donde se recogían este tipo de recipientes, junto a otros que presentan forma de animal, pie humano o frutos, aparecidos en esta necrópolis ibérica.

La sección ‘Nuevas Adquisiciones’ del MAM es un espacio de reciente creación en el museo, que “pretende mostrar al público las piezas arqueológicas significativas más recientemente incorporadas a sus colecciones y que, por el momento, todavía no pueden incluirse en la exposición permanente del mismo”, según destacó Gómez.

Comentarios
El Museo Arqueológico expone un pebetero ibérico datado entre los siglos IV y III a.C.