Crisis sanitaria

Los síntomas de COVID persistente son raros en los menores, según un estudio

Así lo revela una investigación del King's College, que destaca que la mayoría se recupera en menos de una semana

Los síntomas de COVID persistente son raros en los menores, según un estudio
Los síntomas de COVID persistente son raros en los menores, según un estudio
Los síntomas de COVID persistente son raros en los menores, según un estudio

La mayoría de los menores que contrae COVID-19 se recupera, normalmente, en menos de una semana y solo unos pocos siguen presentando algunos de los síntomas más comunes de la enfermedad después de un mes. O lo que es lo mismo: los casos de niños que contraen coronavirus y tienen síntomas de larga duración son "raros".

Así lo revela un estudio publicado este martes en "The Lancet", liderado por expertos del King's College London (Reino Unido), que analizó 1.734 contagiados sintomáticos de edades comprendidas entre los 5 y los 17 años, a partir de datos recopilados en una aplicación móvil por progenitores y cuidadores adscritos al proyecto "ZOE COVID".

"Es tranquilizador saber que el número de niños que experimentan síntomas duraderos de COVID-19 sea bajo", destaca en un comunicado una de las autoras del estudio, Emma Duncan, profesora del King's College, quien sin embargo apunta que "un pequeño número de niños experimentan una enfermedad prolongada". En concreto, de los 1.734 positivos reportados en la aplicación móvil solo 77 (el 4,4 %) seguían teniendo después de cuatro semanas al menos dos de los tres síntomas más comunes (fatiga, dolor de cabeza y pérdida de olfato/gusto).

Además, el estudio constató que, pasadas ocho semanas, prácticamente todos los contagiados sintomáticos (el 98,2 %) se habían recuperado.

Síntomas más frecuentes y más persistentes

La fatiga, señalan los investigadores, fue el síntoma más presente en ese grupo (84 %), así como el más persistente, mientras que el 77,9 % también experimentó dolor de cabeza y pérdida de olfato/gusto, respectivamente, en alguna etapa de la enfermedad. En este sentido, los expertos indican que el dolor de cabeza es el síntoma más común al comienzo de la enfermedad, mientras que la pérdida de olfato/gusto aparece más tarde y permanece durante más tiempo.

El estudio detectó diferencias en la duración media de la enfermedad entre los menores de educación primaria (de 5 a 11 años) y los de secundaria (de 12 a 17 años): en los más mayores, la COVID duró de media siete días, frente a los cinco días en los más pequeños. Asimismo, el grupo de secundaria es más propenso a mantener síntomas después de cuatro semanas (5,1 %) que el de primaria (3,1 %).

Los autores destacan que todos los niños con síntomas persistentes de COVID-19 necesitan "atención multidisciplinaria" vinculada a la educación, de manera que puedan avanzar en su recuperación.

Comentarios
Los síntomas de COVID persistente son raros en los menores, según un estudio