Coronavirus

Encierra a sus clientes bajo llave para ocultar que mantenía actividad tras su cierre

Uno de los clientes encerrados tuvo que ser atendido por una crisis asmática.
Encierra a sus clientes bajo llave para ocultar que mantenía actividad tras su cierre
Un coche de Policía Local patrulla por el centro de Sevilla
Un coche de Policía Local patrulla por el centro de Sevilla.
La Policía Local de Sevilla ha precintado hoy un salón de juegos tras comprobar que mantenía la actividad casi dos horas después de la obligatoria de cierre, encerrando bajo llave a los clientes cuando los agentes accedieron al local, por lo que uno de ellos tuvo que ser atendido por una crisis asmática.

En sus redes sociales oficiales, Emergencias del Ayuntamiento ha informado de que sobre las 19.40 horas, un aviso al 092 alertó de un establecimiento en la calle Secoya, concretamente un salón de juegos, que permanecía abierto y con clientes en su interior, incumpliendo las restricciones de la covid-19.

Al lugar se desplazaron efectivos de la Unidad Línea Verde de Policía Local, así como otros efectivos uniformados de Policía Local y Policía Nacional.

Cuando los agentes accedieron al local solo se encontraban en el interior los empleados del establecimiento, pero al inspeccionar los agentes el salón localizaron un cuarto cerrado con llave.

Al abrir el cuarto, hallaron en su interior a nueve personas encerradas para eludir las posibles sanciones por los incumplimientos respecto al horario de cierre.

El cuarto era de reducidas dimensiones y carecía de ventilación, hasta el punto de que uno de los encerrados sufrió una crisis asmática, por lo que tuvo que ser atendido por una ambulancia que se personó en el lugar.

El local quedó precintado por incumplimiento grave de las medidas de seguridad.

Comentarios
Encierra a sus clientes bajo llave para ocultar que mantenía actividad tras su cierre