Actualidad

La UE no logra un acuerdo sobre la reapertura de sus fronteras externas

Bruselas considera que debe retirarse el veto a los países cuya situación fuera "similar" a la media europea.
La UE no logra un acuerdo sobre la reapertura de sus fronteras externas
Los Estados miembros de la Unión Europea (UE) no lograron este viernes cerrar un acuerdo sobre la reapertura de sus fronteras externas ante la pandemia del nuevo coronavirus por las discrepancias en torno a la lista de países cuyos nacionales podrán volver a viajar a territorio comunitario.
Los Estados miembros de la Unión Europea (UE) no lograron este viernes cerrar un acuerdo sobre la reapertura de sus fronteras externas ante la pandemia del nuevo coronavirus por las discrepancias en torno a la lista de países cuyos nacionales podrán volver a viajar a territorio comunitario.
Los Estados miembros de la Unión Europea (UE) no lograron este viernes cerrar un acuerdo sobre la reapertura de sus fronteras externas ante la pandemia del nuevo coronavirus por las discrepancias en torno a la lista de países cuyos nacionales podrán volver a viajar a territorio comunitario.

La falta de acuerdo se constató tras una reunión de más de 5 horas entre los embajadores de los Estados miembros ante la Unión Europea.

Hay un texto sobre la mesa, que incluye una lista inicial de países, pero que no fue sometido a votación porque los Estados miembros quieren consultarlo primero con sus capitales, indicaron a Efe fuentes europeas.

Las consultas se prolongarán hasta mañana sábado por la tarde, según fuentes diplomáticas.

A continuación se decidirá si se debe seguir debatiendo o se puede proceder a la adopción.

Probablemente el tema sea retomado en una nueva reunión de embajadores el próximo lunes, indicaron las fuentes.

El objetivo es comenzar a levantar esos vetos el próximo miércoles 1 de julio, como había propuesto la Comisión Europea.

La propuesta inicial de Bruselas para armonizar este proceso era que los países de la UE seleccionasen juntos a qué países debían levantarse las restricciones siguiendo criterios como "la situación sanitaria, la capacidad de aplicar medidas de contención durante los viajes y consideraciones de reciprocidad".

No obstante, las discusiones de los Estados miembros giran en torno a si se tiene suficiente información como para tener una visión real de la situación epidemiológica y la necesidad de asegurarse de que esos datos son fiables.

Bruselas considera que debe retirarse el veto a los ciudadanos de países cuya situación fuera "similar" a la media europea en cuanto a la cantidad y la tendencia de los nuevos contagios y en su respuesta a la pandemia, esto es, su nivel de vigilancia, testeo, rastreo de contactos y su publicación de datos sobre el avance del virus, entre otros criterios.

"Se podrán reintroducir las restricciones de viaje respecto de un país concreto si ha dejado de reunir los criterios, y, además, los Estados miembros podrán denegar la entrada a un viajero de fuera de la UE que represente una amenaza para la salud pública, incluso si procede de un país sobre el que ya no pesan restricciones", señalaba la CE en su propuesta inicial.

Además, Bruselas proponía que se permitiera el acceso a las personas que viajen por motivo de estudios ni los trabajadores altamente cualificados de fuera de la UE.

En cualquier caso, siempre han podido retornar a territorio comunitario los ciudadanos de la UE y Schengen y sus familiares, así como los nacionales de terceros países que sean residentes de larga duración en la UE, el personal sanitario y científico trabajando contra la COVID-19, las personas que transportan mercancías, los trabajadores fronterizos y los temporeros agrícolas.

Comentarios
La UE no logra un acuerdo sobre la reapertura de sus fronteras externas