Crisis sanitaria

Sanidad descarta por ahora adelantar el toque de queda para frenar la tercera ola

Sanidad descarta por ahora adelantar el toque de queda para frenar la tercera ola
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.
El Ministerio de Sanidad ha mostrado su convencimiento de que las medidas que están aplicando todas las comunidades serán suficientes para frenar esta tercera ola, que podría estar cerca de estabilizarse, aunque estudiará la propuesta de varias comunidades de adelantar el toque de queda.

Así se lo ha trasladado el titular de Sanidad, Salvador Illa, a las autonomías en una nueva reunión del Consejo Interterritorial de Salud, en la que varios consejeros le han pedido tomar nuevas iniciativas más allá de las contempladas en el decreto del estado de alarma y en la estrategia nacional contra la covid.

Lo han hecho en una jornada en la que los contagios y la incidencia acumulada siguen en aumento.

SANIDAD AUGURA LA ESTABILIZACIÓN DE LA CURVA DE CONTAGIOS

En concreto, Sanidad ha notificado 41.576 nuevos positivos de covid, con lo que la cifra total de contagios se eleva a 2.412.318, y un aumento de la incidencia acumulada hasta los 736,23 casos por cada 100.000 habitantes, 22 puntos más que ayer.

Se han contabilizado, además, 464 fallecidos desde el martes, con lo que la cifra de muertos desde marzo asciende ya a los 54.637, de los que 1.146 se han notificado en los últimos siete días.

También continúa elevada la presión hospitalaria, con un 19,95 por ciento de las camas ocupadas por enfermos de covid (siete décimas más que ayer), con 25.228 ingresados (1.043 pacientes más que ayer). De ellos, 3.583 están en cuidados intensivos, con una ocupación del 35,02 por ciento del total de estas unidades, frente al 33,6 % del martes.

Datos que para Illa no son buenos, aunque ha augurado que "nos podríamos estar acercando" a la estabilización de la curva de la tercera ola de la pandemia de covid y ha insistido en que si se cumplen las restricciones de las comunidades será posible doblegarla como sucedió con la segunda.

AMPLIACIÓN DEL TOQUE DE QUEDA

Ante esta situación, gran parte de las comunidades se han mostrado a favor de que puedan adelantar el toque de queda más allá de las 22 horas fijadas en el decreto de estado de alarma (que permite mover esta franja en una hora tanto por delante como por detrás).

Sin embargo, el Ministerio mantiene su postura de que las actuales medidas disponibles, por el momento, son suficientes porque ya sirvieron para doblegar la segunda ola.

"Todos sabemos que si se adoptan medidas hoy no veremos el resultado, por mucho que nos empeñemos, mañana. No se trata tanto de añadir muchas más medidas de golpe sino de aplicar bien las que hemos adoptado y esperar los días necesarios para evaluar los resultados de las mismas", ha destacado Illa.

No obstante, el ministro se ha comprometido a estudiar la petición que le han lanzado tanto comunidades presididas por el PSOE -como Baleares, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana- como lideradas por el PP -como Andalucía y Murcia- y que ya ha adoptado Castilla y León de forma unilateral pese al rechazo del Ejecutivo, que ha recurrido ante el Tribunal Supremo.

Andalucía, que ha acogido la reunión del Interterritorial, ha pedido al Gobierno que facilite a las comunidades medios legales para poder establecer un toque de queda variable y confinar de forma "flexible" y "selectiva" a los ciudadanos en sus domicilios.

La Junta considera que ya aplica las máximas restricciones que puede sin poder hacer más con las competencias que tiene asignadas.

Por su parte, la Comunidad de Madrid achaca el aumento de casos a la variante británica que ha entrado por aeropuertos y "no tanto" a las reuniones familiares en Navidad, mientras apoya la reforma del decreto del estado de alarma para que cada región adopte mayores restricciones a la movilidad nocturna, según sus propias situaciones.

MÁS RESTRICCIONES PARA FRENAR LA CURVA

Y con el avance del virus, las comunidades continúan endureciendo las restricciones, que en el caso de Cataluña ha decidido prorrogarlas hasta el 7 de febrero.

Por otra parte, el 36 por ciento de los asturianos estará confinado desde esta medianoche en sus municipios de residencia, en los que se cerrarán además los centros comerciales -salvo los establecimientos de actividades esenciales- y los locales de hostelería sólo podrán atender en terrazas.

Entre el 22 de enero y el 23 de febrero, La Rioja cerrará todos los locales, establecimientos, servicios y actividades no esenciales y el confinamiento perimetral de sus 174 municipios, excepto para acudir a comprar, a trabajar, a centros sanitarios y educativos y cuidar a personas que lo precisen, entre otras.

En el País Vasco se ha adelantado al próximo viernes la reunión para adoptar nuevas medidas con un toque de queda entre las 22.00 y las 06.00 horas; allí rige el cierre perimetral interprovincial y de los municipios en "zona roja".

LOS MAYORES DE 80, VACUNADOS A PARTIR DE MARZO

Illa también ha revelado que el primer grupo que recibirá la vacuna contra la covid en la siguiente etapa, que comenzará previsiblemente en marzo, será el de los mayores de 80 años, una vez se haya inmunizado a internos y personal de residencias, sanitarios de primera línea, otros sanitarios y grandes dependientes no institucionalizados.

Sobre los casos de políticos que se han vacunado sin pertenecer a ningún grupo de riesgo prioritario, Illa ha apelado a la responsabilidad para respetar la prioridad de colectivos establecida en el plan de vacunación, un mensaje que ha dirigido especialmente a los cargos públicos, que deben ser "los más ejemplares de todos".

Uno de esos casos es el del ya exconsejero murciano de Salud Manuel Villegas, que esta misma tarde ha presentado su renuncia tras conocerse que él, su mujer y otros 400 cargos de su consejería se habían vacunado.

Hasta el momento hay más de un millón de personas vacunadas (1.025.937 dosis administradas), lo que supone 59.840 más que ayer, con lo que ya se han inyectado un 76,2 por ciento de las 1.346.100 dosis recibidas.

Además, se han inoculado las dos dosis de la vacuna de Pfizer necesarias para la inmunidad a un total de 15.642 personas, 6.301 más que las contabilizadas el martes.

Comentarios
Sanidad descarta por ahora adelantar el toque de queda para frenar la tercera ola