España

Los pueblos apuestan por sus “joyas” turísticas para llenar la España vaciada

Al sur de la comarca, encajada entre Jaén, Granada y Murcia, destacan la Ruta de senderismo del Zarzalar o la vía ferrata de Nerpio.
Los pueblos apuestan por sus “joyas” turísticas para llenar la España vaciada
Alquézar ​ es un municipio de la comarca Somontano de Barbastro, en la Provincia de Huesca, comunidad autónoma de Aragón, España.
Alquézar ​ es un municipio de la comarca Somontano de Barbastro, en la Provincia de Huesca, comunidad autónoma de Aragón, España.
Ayuntamientos, empresas y entidades que impulsan el desarrollo rural redoblan sus esfuerzos para atraer y seducir a los turistas este verano especial, como salida económica, porque ven en la crisis de la pandemia una oportunidad valiosa para llenar la España vaciada.

Los grupos de acción local (GAL) y de desarrollo rural que gestionan iniciativas “Leader” -cofinanciadas por la Unión Europea (UE) con participación pública y privada- apoyan iniciativas para potenciar los atractivos de sus comarcas, como gancho para visitantes e incluso para nuevos habitantes, aunque sea como segunda residencia.

Frente a la covid-19, numerosos grupos de la Red Española de Desarrollo Rural (REDR) han reorientado los procedimientos de concesión de ayudas para respaldar la adaptación de comercios y empresas turísticas a las condiciones de seguridad sanitaria y garantizar que están libres de coronavirus.

La Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (Recamder) pretende difundir el patrimonio de 884 pueblos en Castilla-La Mancha, con la campaña “Ven y si te gusta, quédate”.

“Estamos convencidos de que la pandemia puede generar una oportunidad de oro, porque hace que las personas que viven en las ciudades miren con otros ojos a los pueblos, se interesen por lo rural y valoren seriamente la posibilidad de trasladarse a vivir allí”, señala el presidente de Recamder, Jesús Ortega.

En Castilla y León, el gerente de la Agrupación Comarcal de Desarrollo de la Montaña Palentina, Manuel Merino, explica que se está reforzando el apoyo turístico y se han diseñado con comerciantes y hosteleros “acciones de dinamización que habrán de poner su acento tras el período estival, cuando baje la curva económica que turismo y veraneo mantienen”.

El ejemplo de la lavanda

A la imagen de la Provenza de Francia -país modelo en el marketing rural-, Brihuega (Guadalajara) ha desarrollado una oferta turística y cultural en torno a sus campos de lavanda. 

La seducción violeta genera muchos empleos en tiendas, restaurantes, alojamientos o empresas de transformación en una comarca que cambia durante la floración (la siega termina en la segunda o tercera semana de agosto).

El ejemplo de Brihuega -centro de La Alcarria- es “clarificador”, según fuentes de Recamder, porque el ayuntamiento "apostó por recuperar la Real Fábrica de Paños, su recinto amurallado y otros rincones de una villa medieval, que ha multiplicado el número de visitantes y de habitantes”. 

Cuenta también con iglesias y conventos cistercienses, cuevas árabes y el Museo de Miniatura del Profesor Max, donde -como describe la oficina de turismo briocense-, el visitante puede encontrar “monumentos a la paciencia”, es decir tallas en un palo de cerilla o copias de obras maestras en una lenteja o en una cabeza de alfiler.

La visita a La Alcarria es, además, una ocasión para saborear su miel y su aceite.

Montaña palentina, escenario romántico

Se dice que Palencia lidera la concentración de templos románicos de España e incluso de Europa. Este arte, junto con los paisajes, son “las joyas” de la Montaña Palentina, al norte, tal y como subraya Merino. 

Abarca el Parque Natural del mismo nombre, el Monumento Natural Las Tuerces, el Geoparque de las Loras -reconocido por la Unesco- y el Camino Olvidado a Santiago.

La Agrupación Comarcal de Desarrollo ha potenciado marchas por tramos del camino jacobeo, con Cervera de Pisuerga (centro de la referencia románica) o por Quintanaluengos, con su palacio barroco, en colaboración con GAL de León y de Merindades de Burgos. 

También ha impulsado la “app” Wosphere, con rutas auto-guiadas.

Sierra del Segura

En la Sierra de Segura en Albacete, al norte de la comarca del río Mundo, ayuntamientos, asociaciones y entidades rurales han sacado adelante un plan de desarrollo de producto turístico, que engloba naturaleza, deporte o cultura.

Al sur de la comarca, encajada entre Jaén, Granada y Murcia, destacan la Ruta de senderismo del Zarzalar o la vía ferrata de Nerpio; al este, el Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima donde nace dicho río.

Del lado cultural, el plan abarca el Castillo medieval de Yeste, el casco histórico de Letur o los escenarios de la película “Amanece que no es poco”, del recordado director José Luis Cuerda. 

Comentarios
Los pueblos apuestan por sus “joyas” turísticas para llenar la España vaciada