Elecciones Castilla y León

El PP gana las elecciones lejos de la mayoría absoluta y queda en manos de Vox para gobernar

Vox se dispara hasta los 13 procuradores y Soria ¡YA! entra en las Cortes con tres escaños

El PP gana las elecciones lejos de la mayoría absoluta y queda en manos de Vox para gobernar
Mañueco: "Voy a dialogar con todos para formar gobierno"
Mañueco: "Voy a dialogar con todos para formar gobierno"

El PP ha ganado las elecciones en Castilla y León, con el 31,43% de los votos y 31 escaños, dos más de los que tenía, pero lejos de la mayoría absoluta de 41 procuradores a la que aspiraba y que sí consigue sumando sus votos a los de Vox, uno de los grandes triunfadores de esta noche electoral, que se dispara pasando de uno a 13 representantes, con el 17,64% de los votos. La formación de Santiago Abascal escala hasta la tercera posición y tiene la llave para que el PP mantenga pintado de azul uno de sus principales bastiones en España. El PSOE, por su parte, ha quedado segundo en estos comicios, con el 30,05% de los votos y 28 escaños, sin posibilidad alguna de sumar una mayoría alternativa a la derecha en esta comunidad. La única suma viable para acometer una investidura y la formación de un gobierno es la del PP y Vox,  ya que suman 44 procuradores, tres por encima de la mayoría parlamentaria en las Cortes de Castilla y León.

Tras PP, PSOE y Vox, como cuarta fuerza en Castilla y León se coloca Unión del Pueblo Leonés (UPL), que aumenta su representación pasando de uno a tres procuradores, seguidos de Soria ¡YA! que entra por primera vez en el Parlamento en quinta posición con otros tres representantes y como primera fuerza en la provincia de Soria, donde ha arrasado. Unidas Podemos cae hasta el sexto lugar y se deja un representante de los dos que tenía y Ciudadanos sufre otra durísima derrota electoral y baja de doce escaños a uno en una caída libre que no tiene freno en los últimos procesos electorales. Por último, Por Ávila se queda igual, con un escaño, en unas cortes que contarán con ocho partidos diferentes con representación.

El PP gana las elecciones lejos de la mayoría absoluta y queda en manos de Vox para gobernar
El PP gana las elecciones lejos de la mayoría absoluta y queda en manos de Vox para gobernar

Castilla y León votaba este 13F entre la continuidad, con un PP que lleva gobernando ininterrumpidamente 35 años, o un cambio histórico, liderado por el PSOE, que no ha podido superar a los 'populares'. Ha ganado la continuidad, por tanto, pero el escenario tras estos comicios cambia porque ahora el PP se ve obligado a cambiar de pareja de baile y si antes necesitaba a Ciudadanos, ahora tiene que mirar a su derecha y hablar con Vox, con la incógnita de si habrá gobierno de coalición.

En una noche electoral que no plantea, por tanto, más sumas posibles que la de PP y Vox, queda ahora por ver qué condiciones plantearán estos a los 'populares' para investir a Alfonso Fernández Mañueco. 

Captura de pantalla 2022-02-14 a las 6.01.38
El PSOE queda segundo, sin alternativa posible a la derecha, y Ciudadanos se hunde con solo un escaño

Las lecturas nacionales de esta cita electoral que abre un largo período de urnas- con siguiente parada en Andalucía y que culminará con las elecciones generales a finales del año que viene- no se van a hacer esperar porque podría fraguarse el que sería el primer gobierno autonómico de coalición entre PP y Vox.

En el reparto por provincias, el PP ha conseguido imponerse en tres provincias -Salamanca, Ávila y Segovia-, el PSOE sólo en Burgos, ambos partidos han empatado en León, Zamora, Valladolid y Palencia, mientras Soria ¡YA! ha mostrado toda su potencia dejando atrás a ambos partidos, que siempre se habían repartido todos los representantes, tanto en elecciones autonómicas como nacionales. De hecho, la provincia de Soria se ha quedado como la única en la que Vox no ha logrado acceder.

Algo similar ha ocurrido en León, donde populares y socialistas han empatado en parte por la escalada de la Unión del Pueblo Leonés, al pasar de uno a tres procuradores, pero en este caso Vox sí ha conseguido dos representantes, lo que ha dejado fuera tanto a Podemos como a Cs.

Finalmente la participación en estos comicios ha alcanzado el 63,4%, algo inferior del 65,79% de 2019.

Mañueco: "Dialogaré con todas las fuerzas políticas"

El PP apostó fuerte por estas elecciones, que adelantó por sorpresa el pasado 20 de diciembre, elevándolas a categoría de nacional y como trampolín para dar un paso más del camino que quiere emprender Pablo Casado hacia La Moncloa. Los 'populares' buscaban una mayoría absoluta a imagen y semejanza de las obtenidas por Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid y Alberto Núñez Feijoo en Galicia, pero finalmente no han conseguido ese fin.

Mañueco podrá repetir como presidente de la Junta de Castilla y León- esta vez como ganador de los comicios porque en 2019 consiguió formar gobierno con Cs a pesar del triunfo del PSOE- pero ahora el PP está en manos de Vox y este escenario es nuevo para el partido y nada cómodo.

En su comparecencia en esta noche electoral el 'popular' no ha mencionado a esta formación y se ha limitado a decir que "iniciará un diálogo con todas las fuerzas políticas" tras asegurar que está "muy satisfecho" con el resultado.

"Voy a dialogar con todos para formar un gobierno de todos y para todos", ha insistido, aunque la única suma que le vale al PP es la que forma con Vox. 

Desde Génova, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha reivindicado "un gobierno del PP en Castilla y León" sin citar a Vox, y ha celebrado el triunfo de su partido frente a una "noche que no es buena para Pedro Sánchez". Ha definido estas elecciones como las de "la misión cumplida" porque el PP "suma más votos que el PSOE y Podemos juntos" y "triplica a Vox". "El PP gana y el PSOE pierde. Lo contrario que hace tres años", ha enfatizado.

Abascal: "A García-Gallardo se le está poniendo la cara de vicepresidente"

Y si Mañueco no ha querido entrar de lleno en las negociaciones poselectorales, el presidente nacional de Vox, Santiago Abascal, ha hecho toda una declaración de intenciones en su exultante comparecencia reclamando el "derecho" de su partido a "formar Gobierno" en la Junta de Castilla y León. 

"Vox tiene el derecho y el deber de formar gobierno en Castilla y León. El mandato es claro", ha dicho Abascal, quien ha asegurado que sobre la mesa está su programa de Gobierno, en la misma línea de lo dicho durante la campaña, en la que han repetido que su "precio" para negociar con el PP lo pondría el número de procuradores obtenidos, y en este sentido, Vox ha superado sus propias expectativas. 

"A García-Gallardo se le está poniendo cara de vicepresidente", ha añadido el líder, que ha salido con su candidato a celebrar una noche histórica para ellos y que puede marcar un antes y un después en la formación si por primera vez entra en un gobierno autonómico.

Vox era de los pocos partidos que tenía éxito garantizado en esta noche electoral porque partía de un suelo muy básico, casi testimonial, con un solo procurador y ahora escala hasta la tercera posición convirtiéndose en el partido clave en este 13F. 

De pactar un gobierno de coalición con PP, Vox se enfrentará a la gestión real, dejando atrás los pactos de investidura sellados hasta la fecha con el PP que le han permitido mantener el equilibrio entre la exigencia de algunas de sus medidas y mantener su voz propia desde la oposición. Está por ver si ahora ya quieren tocar poder regional, como parece por las primeras declaraciones. 

Tudanca reconoce que el resultado del PSOE "queda lejos del objetivo"

Tudanca no perdía la esperanza de repetir el hito histórico de las pasadas elecciones cuando el PSOE ganó al PP en las urnas con 35 procuradores, pero no ha conseguido superar a Mañueco y no hay posibilidad de cambio en la comunidad porque los socialistas no suman con sus potenciales aliados. Los socialistas se han dejado además por el camino siete escaños.

Emocionado, el candidato del PSOE ha reconocido que el resultado de este 13F "queda muy lejos" del objetivo y, tras felicitar a Mañueco por su triunfo, le ha preguntado "si valía la pena" ahora que el PP depende absolutamente de Vox. 

"Otros vendrán que harán más y lograrán que el cambio llegue a esta tierra, porque esta tierra lo merece", ha añadido en una declaración en la que podría haber dejado abierta la posibilidad de dar un paso al lado. No ha despejado así la incógnita de si dejará la dirección del PSCYL, aunque sí ha avanzado que la dirección de su partido se reunirá este mismo lunes para analizar los resultados y tomar una decisión al respecto.

El PSOE descarta un hipotético apoyo a la investidura de Mañueco para evitar que pacte con Vox, según han apuntado fuentes socialistas esta misma noche, y critican que convocara elecciones para gobernar en solitario "y haya cambiado de socio a peor, pasando de Cs a Vox".  

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha criticado la "irresponsabilidad" de Pablo Casado y ha dicho que con este adelanto electoral "quería provocar un efecto Ayuso y ha provocado un efecto Vox", formación con la que "tendrá que gobernar".

En una intervención ante los medios en en la sede del PSOE en Ferraz, Lastra ha calificado de "rotundo fracaso" la "apuesta personal" de Casado para reforzar al PP.

Comentarios
El PP gana las elecciones lejos de la mayoría absoluta y queda en manos de Vox para gobernar