La pandemia entra en España en terreno pantanoso bordeando el confinamiento

Se atisba una leve mejoría, aunque muchas comunidades siguen en máximos diarios de contagios y agotan todas las restricciones.
La pandemia entra en España en terreno pantanoso bordeando el confinamiento
La pandemia entra en España en terreno pantanoso bordeando el confinamiento.
La pandemia entra en España en terreno pantanoso bordeando el confinamiento.
La evolución de la pandemia en España ha entrado esta semana en terreno pantanoso: se atisba una leve mejoría, aunque muchas comunidades siguen en máximos diarios de contagios y agotan todas las restricciones bordeando el confinamiento general que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, confía en que se pueda evitar.

Ligera mejoría: pese a que los positivos notificados siguen por encima de los 20.000 diarios (22.516 este viernes), se observa una aparente estabilización de la incidencia acumulada (525). Cataluña, la primera comunidad en apurar medidas con el cierre de la hostelería hace 20 días, considera que ha llegado al pico de la segunda ola. Madrid, con su plan por zonas de salud, desciende hasta los 364.

Récord de contagios: Castilla y León (2.198), País Vasco (1.547), Murcia (1.002) y Cantabria (308) han superado este viernes su máximo diario y desde este fin de semana se unen a Cataluña, Navarra, La Rioja y Galicia en el cierre de bares y restaurantes. En Cantabria y Aragón sólo podrán operar en las terrazas con aforo limitado.

Restricciones: la clausura de la hostelería es el último bastión, tras aplicarse de forma generalizada el toque de queda y los cierres perimetrales al amparo del estado de alarma. Madrid lo descarta como "algo impensable", en palabras de su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, que aboga por "fórmulas creativas" y anima a salir a la calle. 

Confinamiento: Salvador Illa ha insistido hoy en que "España ya ha tomado medidas drásticas, de restricción de movilidad y limitación de actividades, y si estas medidas se cumplen, estoy seguro de que evitaremos un segundo confinamiento domiciliario". 

OTROS 347 FALLECIDOS

Los datos epidemiológicos de este viernes responden a la dinámica de la semana: mínima reducción de la incidencia acumulada (-1,56) y una cifra de fallecidos cada vez más alta, por encima de los 300 (347 y 1.088 en los últimos siete días), como consecuencia del alto número de hospitalizaciones precedentes, que ahora superan las 20.000 (16,28 %) con 2.833 personas en la UCI (29,47).

"Las cifras son muy preocupantes. En los últimos días hemos notado una cierta estabilización, dicho sea con prudencia. El objetivo es bajar alrededor de una incidencia de 100 casos. Esto no es trabajo de un mes. Por eso la duración del estado de alarma", ha dicho Illa en declaraciones a Telemadrid.

No es trabajo de un mes, sobre todo porque se parte de una alta transmisión descontrolada del virus, que se ha tratado de "parchear" con restricciones sucesivas en lugar de con medidas más expeditivas o un confinamiento general, como critican muchos epidemiólogos.

 En cualquier caso, este fin de semana se registrarán en España, con diferencias puntuales entre unas y otras comunidades, las medidas restrictivas más duras desde la pasada primavera.

Madrid, que ha vuelto a aplicar un cierre perimetral de cuatro días por el puente de la Almudena, prolongará el próximo lunes las restricciones a la movilidad en las 35 zonas básicas de salud que ya tenían esta medida, al no haberse producido la bajada de contagios esperada, y cerrará ocho municipios. 

La comunidad con las medidas más "moderadas", Extremadura, ha declarado este viernes el nivel alto de alerta y ha decretado la reducción de aforos en toda la región para los próximos 14 días, por lo que la hostelería no podrá superar una ocupación del 40 % en el interior de los establecimientos y del 50 % en las terrazas.

Precisamente en Extremadura, al igual que en Madrid, País Vasco, Navarra, Cantabria y Melilla, han comenzado a citar a las más de 95.000 personas que participarán en la cuarta oleada del estudio de seroprevalencia para determinar el grado de inmunidad y la duración de los anticuerpos. En el resto de autonomías se hará a partir del lunes. Los primeros resultados se conocerán en diciembre.

CERTEZAS, PREGUNTAS E INCÓGNITAS

Sobre el SARS-CoV-2 hay cada día más conocimiento y certezas, pero todavía son muchas las preguntas sin respuesta y las incógnitas por despejar, tras tantas divagaciones a partir de investigaciones parciales e hipótesis elevadas a la categoría de postulado para convertirse a continuación de nuevo en hipótesis.

La última alerta, que estudia la OMS, ha llegado de Dinamarca, que sacrificará a millones de visones tras detectar una nueva variante del coronavirus que ha saltado a humanos y que, de expandirse, podría poner en peligro la eficacia de las nuevas vacunas.

Vacunas.- La expectativa de que hubiera una o varias vacunas antes de que llegara el invierno se han trasladado ahora a los primeros meses de 2021, aunque con todas las cautelas no sólo sobre la fecha sino también sobre su efectividad, porque se trata de un reto sin precedentes, incluido el de su producción a escala mundial. Diez proyectos están en fase 3, la previa a su comercialización.

Tratamientos.- Pese a que el mayor conocimiento de la enfermedad permite abordar ahora mejor los casos, no hay un tratamiento contra la covid-19, aunque se está experimentando con determinados medicamentos, algunos probados con ensayos clínicos, como antivirales, corticoides, plasma de personas enfermas o estatinas.

Secuelas.- Que el nuevo coronavirus causa secuelas de distinta índole y gravedad, que afectan a distintos órganos, es una evidencia, constatada y ampliada cada día, incluso en el caso de pacientes asintomáticos, pero faltan estudios clínicos para concretar su duración y su alcance. La presión sanitaria de la covid-19 también está pasando una costosa factura a muchas otras patologías. 

Contagios.- Lo penúltimo: un estudio de la Universidad Tufts de Massachusetts, en EE. UU., cuestiona una posible infección por tocar una superficie contaminada por coronavirus y considera absolutamente excepcional la eventualidad de un contagio en estas circunstancias, como se especuló en los primeros meses de la pandemia, en buena medida al asociar la transmisión de la covid-19 con la de la gripe. 

Comentarios
La pandemia entra en España en terreno pantanoso bordeando el confinamiento