FONDO EUROPEO DE RECUPERACIÓN

Pacto histórico de la Unión Europea para superar la crisis del coronavirus

Por primera vez en su historia, el club se endeudará para financiar un estímulo económico extraordinario con 390.000 millones  en subvenciones y 360.000 millones en créditos.
Pacto histórico de la Unión Europea para superar la crisis del coronavirus
El presidente Pedro Sánchez (izquierda), el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, examinan documentos durante la cumbre de la UE en Bruselas este lunes. En vídeo, Pedro Sánchez celebra el acuerdo en la cumbre de la Unión Europea.
El presidente Pedro Sánchez (izquierda), el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, examinan documentos durante la cumbre de la UE en Bruselas este lunes. En vídeo, Pedro Sánchez celebra el acuerdo en la cumbre de la Unión Europea.

Los líderes europeos aprueban un fondo dotado con 750.000 millones y un presupuesto plurianual de 1,074 billones

Después de cuatro intensas jornadas de negociaciones y tres nuevas propuestas sobre la mesa, los Veintisiete han acordado en la madrugada de este martes el mayor desembolso financiero de la historia de la Unión Europea (UE), un total de 1,824 billones de euros divididos en un fondo de reconstrucción dotado con 750.000 millones de euros y un marco financiero para 2020-2027 de más de un billón de euros, que sientan las bases de la recuperación económica tras ser azotada por la pandemia del coronavirus.

"¡Acuerdo!", ha anunciado el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en un mensaje en su cuenta de Twitter a las 5:15 de la mañana del martes, más de 90 horas después del inicio de la cumbre en Bruselas el viernes, que la convierte en una de las más largas de la historia europea junto a la reunión de Niza en diciembre de 2000. "Ha merecido la pena", ha añadido la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen.

Las aspiraciones de los llamados países 'frugales', con Holanda a la cabeza, consiguieron reducir la cuantía final de ayudas directas o subvenciones, que finalmente alcanzarán los 390.000 millones de euros (110.000 millones menos de lo previsto), y aumentar los préstamos en la misma cantidad hasta los 360.000 millones. También el presupuesto comunitario ha sufrido el tijeretazo de los más austeros, pasando de los 1,1 billones que propuso la Comisión Europea hasta los 1,074 billones de Michel.

No obstante, todos los líderes europeos han recalcado que se trata de "un día histórico para Europa", ya que además del montante, los Veintisiete han acordado, por primera vez, financiar las subvenciones con deuda común emitida entre los países miembros, que será respaldada por el presupuesto comunitario, aprovechando que su calificación triple A asegura bajos tipos de interés.

A España le corresponden 140.000 millones, 72.700 en ayudas directas

El principal objetivo del fondo es apoyar a los estados más golpeados por la pandemia, como Italia y España, a la vez que dispone de recursos a los Estados miembros para llevar a cabo reformas relacionadas con la transformación digital y ecológica, y relanzar las economías tras la pandemia.

Precisamente España contará con 140.000 millones, de los cuales 72.700 millones serán transferencias y el resto, préstamos, según ha informado el presidente Pedro Sánchez en su comparecencia tras la cumbre. La cantidad que corresponde a España será la misma que en la propuesta original de la Comisión Europea, aunque las ayudas directas -que se fijaban en 77.000 millones- sí se han visto recortadas. 

Sánchez ha celebrado el acuerdo que considera "un auténtico Plan Marshall". No solo por la cuantía, que ha subrayado que representa el 4,6 % del Producto Interior Bruto (PIB) europeo, sino porque la UE "se endeudará por primera vez para financiar" los programas, ha recordado, lo que se trata de un hecho "inédito". Así, las ayudas se amortizarán de manera conjunta por los Estados durante 30 años.

Más de 90 horas de negociaciones

El acuerdo no ha sido nada fácil, sobre todo por las reticencias de los países más austeros, que desde el inicio han abogado por reducir el volumen total del fondo de reconstrucción, mayores controles en los planes de reforma o mantener los descuentos en su aportación al presupuesto comunitario.

"Este acuerdo envía una señal concreta de que Europa es una fuerza para la acción", ha expresado Michel en la rueda de prensa al terminar la cumbre, tras finalizar con éxito una de las cumbres más largas de la historia comunitaria. Y es que las más de 90 horas de negociaciones no han estado exentas de tensión entre los países miembros.

Los Veintisiete llegaron a la cumbre divididos en dos bloques y los enfrentamientos, principalmente con Holanda, que es el país que mayores reticencias mostró desde el inicio, se han sucedido en varias ocasiones, apuntan fuentes comunitarias. Fueron precisamente Emmanuel Macron y Angela Merkel quienes protagonizaron este domingo uno de los momentos más difíciles de la cumbre, llegando a recriminar a los 'frugales' su instransigencia en las negociaciones.

Las posturas estaban tan enfrentadas que el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, llegó a asegurar que en los siete años que lleva en el cargo nunca antes había visto posiciones tan diametralmente opuestas entre los países miembros. La situación llevó incluso a intervenir a la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, quien apostó por un acuerdo "ambicioso en términos de tamaño y de composición del paquete, incluso si hace falta un poco más de tiempo".

Sin embargo, los 'frugales' accedieron finalmente a incorporar las subvenciones y el resto de socios a implementar mecanismos de control en los desembolsos. "Creo que este acuerdo será visto como un momento crucial en la trayectoria de Europa, pero también nos lanzará al futuro", ha celebrado el presidente del Consejo Europeo.

Concesiones a los 'frugales'

Así, para acceder a estas ayudas, los Estados miembros tendrán que elaborar planes de reformas, que serán evaluados por la Comisión Europea en un plazo de dos meses, y deberán ser aprobados por una mayoría cualificada, en contra de la petición de los más austeros, que reclamaban poder de veto.

Por ello, el texto señala que si uno de los socios considera que hay "desviaciones graves" con respecto a los compromisos, pueden utilizar el denominado "freno de emergencia" y elevar el debate a una cumbre de líderes, que debería resolverse en un plazo máximo de siete meses, periodo en el que no podría recibir dichas ayudas.

Sobre la necesidad de acometer reformas para acceder al fondo, el presidente Sánchez ha defendido que la "agenda de la Unión Europea y la agenda de España" están en "sincronía absoluta". 

La iniciativa también vincula los desembolsos con el respeto al Estado de Derecho, algo que rechazaban los países del Este, como Hungría o Polonia, que recordemos están en el punto de mira de Bruselas por sus ataques a la independencia judicial o a los derechos fundamentales de los ciudadanos. Al igual que en el anterior supuesto, en caso de "deficiencias", la Comisión propondrá medidas que deberán ser aprobadas por una mayoría cualificada.

Asimismo, respecto al presupuesto comunitario, los 'frugales' y Alemania recibirán mayores descuentos en sus aportaciones que lo previsto inicialmente. Solo Alemania mantiene la rebaja en 3.671 millones de euros anuales, mientras la de Holanda se eleva en el acuerdo final a 1.921 millones de euros frente a 1.576 millones en la propuesta primera, el de Dinamarca pasará de 197 a 377 millones, el de Austria de 237 a 565 millones y, el de Suecia, de 798 a 1.069 millones.

"Es el acuerdo económico más importante desde la creación del euro, ha asegurado el comisario europeo de Economía, Paolo Gentilloni.

Comentarios
Pacto histórico de la Unión Europea para superar la crisis del coronavirus