CRISIS SANITARIA

La ONU advierte: estamos ante una crisis más compleja que la de 2008

Pedro Sánchez ha pedido a los 20 una coordinación global sin precedentes para afrontar los efectos del coronavirus.

La ONU advierte: estamos ante una crisis más compleja que la de 2008
El G20 promete fondos, esfuerzo y valentía contra el COVID-19.
El G20 promete fondos, esfuerzo y valentía contra el COVID-19.

Los miembros del G20 se han comprometido a hacer "lo que haga falta" para minimizar el daño social que está causando la crisis del coronavirus COVID-19 y han anunciado que están inyectando más de 5 billones de dólares en la economía global, después de que la Unión Europea (UE) haya solicitado este jueves una respuesta internacional "sin precedentes" ante la situación.

"Nos comprometemos a hacer lo que haga falta y a usar todas las herramientas políticas disponibles para minimizar el daño económico y social de la pandemia", han indicado los países del G20 en un comunicado conjunto al término de una reunión virtual.

El G20 se compromete a hacer lo que sea necesario para superar la pandemia, junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Grupo de Banco Mundial (GBM), las Naciones Unidas (ONU) y otras organizaciones internacionales, que se ajusten a sus mandatos. 

"Estamos decididos a no escatimar esfuerzos, tanto individualmente como de forma colectiva", han señalado en un comunicado oficial presentado tras la reunión. Los 20 aseguran que lo harán para proteger vidas, salvaguardar trabajos, restaurar la confianza en el mercado o preservar la estabilidad financiera. 

Mientras tanto, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha advertido de que la crisis derivada de la pandemia del coronavirus COVID-19 es mucho más compleja que la de 2008 y ha solicitado a los países del G20 "solidaridad", especialmente con las naciones menos desarrolladas o que se encuentran en escenarios de conflicto.

"Los desafíos que tenemos delante hacen pequeños los de 2008", ha sostenido Guterres en su intervención durante la cumbre virtual que celebran los líderes del G20, en la que ha subrayado que ahora el mundo no se enfrenta a una crisis bancaria, sino a una "crisis humana".

El G20 acoge a las mayores economías del mundo y actualmente es Arabia Saudí quien otorga la presidencia.

Un ingreso de 5 billones de dólares como parte de las medidas económicas

Los miembros del G20 han señalado que están adoptando "medidas inmediatas y vigorosas" para apoyar sus economías, y proteger trabajos y negocios, así como los sectores más vulnerables a la crisis. 

"Estamos inyectando más de 5 billones de dólares en la economía global, como parte de las políticas fiscales dirigidas, medidas económicas y programas de garantía para contrarrestar los impactos sociales, económicos y financieros de la pandemia", han señalado a través del escrito.

Además, han asegurado que continuarán dando apoyo fiscal "valiente y a gran escala", asegurando que la acción del mecanismo amplificará su impacto para garantizar coherencia y aprovechar la sincronía en sus acciones. "La magnitud y objetivo de esta respuesta reanimará la economía global y pondrá una fuerte base de protección para proteger trabajos y recuperar el crecimiento", han sostenido.

Los líderes del G20 han acordado además, que los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales se coordinen de forma regular para desarrollar un plan de acción con el que responder al coronavirus COVID-19, y trabajar junto con las organizaciones internacionales para dar rápida asistencia financiera adecuada.

Por su parte, Von der Leyen y Michel han defendido que para limitar el impacto económico y mantener la capacidad de fabricar y proporcionar el equipo médico y de protección necesario, es imprescindible que se mantengan abiertos "los flujos comerciales y las cadenas de suministro".

"Los países del G20 deben coordinar sus políticas macroeconómicas, movilizando todos los instrumentos disponibles, para mitigar la recesión económica, apoyar a los trabajadores y a las empresas más afectadas", sostienen los presidentes de los organismos europeos.

Pedro Sánchez defiende la acción económica del G20

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha participado en la Cumbre del G20, foro al que España es invitado permanente y ha pedido una coordinación global sin precedentes para afrontar los efectos del coronavirus COVID-19, que ya se ha cobrado en España la vida de más de 4.000 personas y cuenta con más de 50.000 positivos. 

Sánchez ha propuesto a los países reunidos colocar al sistema de las Naciones Unidas en el centro de respuesta multilateral a esta crisis global. También ha defendido la acción económica concertada por los 20 y ha señalado que trasmitirá seguridad a los ciudadanos y confianza en a los mercados para asegurar la recuperación de la actividad económica y el empleo.

El jefe del Ejecutivo ha planteado además al G20 la creación de un fondo global de lucha contra las pandemias como medida preventiva. 

El líder de la ONU solicita aliviar la deuda de los países

"Tenemos que concentrarnos en la gente, en mantener los hogares a flote y los negocios solventes, capaces de proteger los empleos", ha sostenido António Guterres, que ha insistido en que "la solidaridad es esencial".

El jefe de las Naciones Unidas asegura que "da la bienvenida a las inyecciones de liquidez y el apoyo social y económico en países desarrollados, con transferencias directas de recursos a personas y negocios. Pero un paquete de estímulo para ayudar a los países en desarrollo con los mismos objetivos también requiere una inversión masiva", ha defendido.

Entre otras cosas, Guterres ha pedido aliviar la deuda de países y levantar sanciones que puedan minar la capacidad de los Gobiernos para responder a la pandemia. La ONU, además, insiste en que el mundo tiene que trabajar en "una recuperación que construya una economía más sostenible, inclusiva y equitativa".

Comentarios
La ONU advierte: estamos ante una crisis más compleja que la de 2008