ESPAÑA

Un muerto tras ser arrastrado por las inundaciones en Navarra

El cuerpo sin vida del conductor arrastrado por el agua ha sido localizado cerca de Moriones.

Un muerto tras ser arrastrado por las inundaciones en Navarra
La crecida del Cidacos ha causado graves daños en Tafalla, donde el ayuntamiento ha pedido la declaración de zona catastrófica.
La crecida del Cidacos ha causado graves daños en Tafalla, donde el ayuntamiento ha pedido la declaración de zona catastrófica.

La imprevista y repentina inundación del río Cidacos, debido a las intensas precipitaciones registradas desde este lunes por la tarde, ha provocado la muerte de una persona localizada cerca de Moriones, en el municipio navarro de Ezprogui, ha informado el Gobierno Foral.

Efectivos de bomberos de Navarra han encontrado el cuerpo sin vida de un conductor en ese punto, a unos 14 kilómetros de Sangüesa y unos 50 kilómetros de Pamplona, tras las intensas lluvias que han causado inundaciones en Tafalla, Olite y Pueyo. 

La Policía Foral se ha hecho cargo de la investigación, y en su cuenta de Twitter, advierte de la fuerza del agua.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) había activado a las 17 horas la alerta naranja ante el elevado riesgo de que se produjeran precipitaciones y tormentas prácticamente en toda Navarra. El Gobierno Foral ha activado el Plan de Emergencia, nivel 1, por inundaciones en la zona media: Tafalla, Olite, Pueyo, Pitillas y Beire, y está en contacto con todos los recursos públicos disponibles.

Tafalla pide la declaración de zona catastrófica

El pleno del Ayuntamiento de Tafalla, reunido esta mañana en sesión extraordinaria, ha acordado solicitar al Gobierno la declaración de zona catastrófica por los cuantiosos daños ocasionados por la avenida torrencial de río Cidacos.

El alcalde de la localidad, Jesús Arrizubieta, ha explicado que las fuertes lluvias registradas en la zona han inundado numerosas fincas e inmuebles, tanto rústicos como urbanos, y han causado daños importantes en infraestructuras públicas y en servicios básicos.

Arrizubieta ha informado de que las lluvias más fuertes cayeron en los pueblos vecinos al norte de Tafalla y que la crecida fue tan rápida que "no nos dio tiempo a nada porque no éramos conscientes ni teníamos ningún aviso de que pudiesen ocurrir unas inundaciones como las que se han producido". El río Cidacos, afluente del Ebro por su margen derecha, pasó en cinco horas de 0,11 metros de altura, a 3,71 metros.

El primer edil de Tafalla señala que "no tenía constancia de ningún aviso ni previsión de que pudiésemos tener unas lluvias tan torrenciales como las que hemos vivido". "La naturaleza ha disparado el agua a cañonazos", añade.

Efectivos públicos y vecinos están limpiando de barro y escombros las calles de Tafalla. Se han creado tres mesas de trabajo para intentar recuperar la normalidad. Una mesa técnica que lidera el jefe de Bomberos junto a Policía Municipal, Policía Foral y Guardia Civil, otra que atenderá a los vecinos afectados y la última mesa que recibe a los voluntarios para limpiar las calles.

Navarra Suma ha pedido al Gobierno foral la declaración de zona catastrófica por las inundaciones y ha solicitado al Gobierno central ayudas extraordinarias para Tafalla y el área afectada, de manera especial a particulares y empresas.

Varias carreteras cortadas

Según Sos Navarra, algunas personas que se encontraban en sus vehículos han sido evacuadas ante la imposibilidad de seguir circulando. El agua además ha inundado bajeras, sótanos, garajes y locales comerciales, causando graves daños. También ha anegado la factoría de Luzuriaga y el polideportivo de Tafalla. Están cortados los accesos norte y sur de Tafalla, así como la carretera N-121 a la altura del kilómetro 30, por lo que los vehículos están siendo desviados por la autopista AP-15, y está interrumpido el tráfico ferroviario.

En la estación de aforos de Olite se ha registrado a las 23.10 horas el pico máximo de la avenida, con una altura de 4,23 metros y un caudal de 275 metros cúbicos por segundo, lo que supone la segunda mayor crecida desde que se tienen registros, siendo la máxima la registrada en el año 2007, con 4,36 metros de altura y 294 m3.

Comentarios
Un muerto tras ser arrastrado por las inundaciones en Navarra