Crisis sanitaria

Madrid cerrado: octavo estado de alarma

El Gobierno lo ha hecho de forma unilateral pese al rechazo de la Comunidad de Madrid y desplegará 7.000 agentes.

Madrid cerrado: octavo estado de alarma
Varias personas paseando o haciendo deporte en el Paseo de la Castellana el pasado mayo.
Varias personas paseando o haciendo deporte en el Paseo de la Castellana el pasado mayo.

Madrid capital, Alcobendas, Torrejón de Ardoz, Fuenlabrada, Móstoles, Leganés, Getafe, Alcorcón y Parla han estrenado, tras aprobarse en el Consejo de Ministros, su octavo estado de alarma, aunque en esta ocasión será menos restrictivo.

La medida se toma tras el rechazo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de las medidas de confinamiento para la región al considerar insuficiente la ley utilizada por el Ministerio de Sanidad para limitar derechos fundamentales con el confinamiento dictado para la comunidad.

El primero de los estados de alarma lo dictó el Gobierno el pasado 14 de marzo y un día después anunció un paquete de medidas como el control de la sanidad privada, la contratación de personal sanitario y el despliegue de los cuerpos de seguridad del Estado y las fuerzas armadas.

El 16 de marzo se cerraron las fronteras terrestres y al día siguiente, el presidente, Pedro Sánchez, anunció la movilización de 200.000 millones para combatir los efectos económicos de la pandemia.

Aprobadas en el Congreso

- 26 de marzo.- El Congreso autoriza la primera prórroga del estado de alarma, pero el número de contagios y de fallecimientos iba en aumento.

- 9 de abril.- El Congreso autoriza la segunda prórroga del estado de alarma y pocos días después se superan los 20.000 fallecidos.

- 22 de abril.- El Congreso aprueba la tercera prórroga del estado de alarma, hasta el 9 de mayo, aunque a partir del día 26 se permiten los paseos de los niños y el 28 el Gobierno aprueba un plan de desescalada con cuatro fases y distintas velocidades en las comunidades autónomas.

A partir del 2 de mayo miles de personas se lanzan a la calle en el primer día de salida generalizada, que se organiza por edades y franjas horarias.

- 6 de mayo.- El Congreso aprueba la cuarta prórroga del estado de alarma, hasta el 24 de mayo, aunque desde el 11 el 51 % de los españoles entra en la fase 1 de la desescalada, que se extiende al 70 % a partir del 18 de mayo.

- 20 de mayo.- Se aprueba la quinta prórroga del estado de alarma, hasta el 7 de junio. El 31 de mayo el Gobierno cede a las autonomías la gestión de la fase 3 de la desescalada.

- 3 de junio.- Sale adelante la sexta y última prórroga del estado de alarma, hasta el 21 de junio, aunque desde el día 8 algunas comunidades permiten la movilidad entre provincias y estrenan la "nueva normalidad".

Fin del Estado de Alarma

El 21 de junio.- Finaliza el estado de alarma y toda España está ya en la nueva normalidad, se reabren las fronteras con los países europeos y se recupera la libre movilidad, aunque continúa la obligatoriedad de las mascarillas y los controles de aforo fijados por cada comunidad.

Tras el fin del estado de alarma, sin embargo, comenzaron a sucederse brotes, principalmente entre temporeros vulnerables, entornos asociados al ocio y reuniones de familiares y amigos.

Cataluña y Aragón fueron las comunidades más afectadas durante semanas, pero a partir de mediados de agosto tomó el relevo Madrid, acaparando un tercio de los casos diarios.

Para tratar de frenar los contagios, el 14 de agosto el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas acordaron una serie de medidas.

Entre ellas, el cierre del ocio nocturno, la reducción de horarios en la hostelería y la prohibición de fumar al aire libre si no se respetaba una distancia de 2 metros. También se recomendó limitar los eventos sociales a un máximo de 10 personas.

A principios de septiembre se superó el medio millón de casos, al tiempo que crecía la presión asistencial y comenzaba una complicada vuelta al colegio.

Ese mes se inició una segunda ola de la pandemia con la Comunidad de Madrid como epicentro.

Desde el fin del estado de alarma, el aumento de contagios en determinadas zonas ha llevado a aplicar medidas más restrictivas en lugares concretos, con confinamientos perimetrales.

Numerosos países han recomendado no viajar a España o impuesto cuarentenas para los viajeros procedentes de allí, lo que ha provocado el desplome del sector turístico.

Comentarios
Madrid cerrado: octavo estado de alarma