CRISIS SANITARIA

La Guardia Civil pidió a sus unidades identificar bulos que generen "desafección al Gobierno"

El jefe de Estado Mayor del cuerpo, que firmó el documento, defiende que la instrucción no afecta a la "crítica política" ni a la "libertad".

La Guardia Civil pidió a sus unidades identificar bulos que generen "desafección al Gobierno"
Captura tomada de la señal institucional del Palacio de la Moncloa del jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, general José Manuel Santiago.
Captura tomada de la señal institucional del Palacio de la Moncloa del jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, general José Manuel Santiago.

El Estado Mayor de la Guardia Civil, cuya jefatura recae en el general José Manuel Santiago, pidió el pasado 15 de abril mediante un correo electrónico que las comandancias y unidades del Instituto Armado identificaran bulos y desinformaciones "susceptibles de generación de estrés social y desafección a instituciones del Gobierno" en el marco del estado de alarma por la pandemia de coronavirus.

En el email se detalla que la intención es elaborar un "informe monográfico" sobre las actuaciones de ciberseguridad que está llevando a cabo la Guardia Civil para ser tratado en próximas reuniones "con el titular del departamento ministerial". Para ello, pide a los agentes que remitan cada viernes un documento que recopile información sobre delitos informáticos, investigaciones judicializadas o denuncias relativas con ventas online de productos sanitarios como mascarillas.

El quinto punto del escrito pide, textualmente: “Identificación, estudio y seguimiento, en relación con la situación creada por el COVID-19 de campañas de desinformación así como publicaciones desmintiendo bulos y fakes news susceptibles de generación de estrés social y desafección a instituciones del Gobierno".

El general Santiago precisa que la instrucción no afecta a la "crítica política"

El correo electrónico fue remitido a las distintas comandancias el pasado 15 de abril, y está firmado por Santiago Marín, quien el pasado domingo afirmó que en la lucha contra las 'fake news' pretenden "minimizar" el clima contrario a la gestión del Gobierno, unas palabras que este martes se ha visto obligado a matizar durante la rueda de prensa del comité técnico, en la que él participa diariamente. 

"En ningún momento hablamos de crítica política o ciudadanos que la hacen amparados en los derechos de libertad de expresión e información y que están reconocidos en nuestra Constitución", ha asegurado el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil.

Un día antes, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, salió en defensa del general y subrayó que "utilizar fallos en los discursos o utilizar terminología o frases de personas que estamos al límite de nuestra resistencia para hacernos daño como equipo, no es algo decente".

Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, atribuyó a un lapsus la referencia del general a su trabajo para "minimizar el clima contrario a la gestión de crisis del Gobierno".

La Guardia Civil también emitió un comunicado desvinculando la monitorización de las redes sociales de cualquier estrategia para censurar críticas, reivindicándose como "uno de los principales garantes de la libertad de expresión".

El general Santiago volvió a comparecer este lunes y en su turno de palabra recordó su trayectoria de 40 años de servicio en la lucha contra ETA, desde la academia, en misiones extranjeras en El Salvador, Bosnia o Libia.

"Si hay algo que he aprendido es que lo primero son las personas y que no hay ideologías. Lo primero, las personas. Todos los que estamos aquí, todos ustedes, somos un equipo", concluyó el jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil.

La oposición acusa al Gobierno de censurar el debate público

Sin embargo, las palabras que el general pronunció el domingo desataron una tormenta política entre las voces de la oposición que va en aumento.

Este mismo martes, la portavoz del Partido Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha defendido en una entrevista que la misión de un Gobierno no es "dedicarse a la persecución de la crítica", ni del "debate y la discrepancia" y ha criticado que el secretario de Estado de Comunicación se negase el lunes a dar la palabra a los periodistas que planteaban preguntas sobre este asunto.

Por su parte, la ministra de Educación, Isabel Celaá, ha recalcado la necesidad de "proteger a la ciudadanía de mensajes falsos": "No podemos aceptar que haya mensajes negativos, falsos en definitiva, que transmiten a la ciudadanía consecuencias que luego puedan alterar su salud y que, además, van en contra de lo que significan los criterios científicos y la integridad de las instituciones públicas”, ha zanjado.

Comentarios
La Guardia Civil pidió a sus unidades identificar bulos que generen "desafección al Gobierno"