ACTUALIDAD

Galicia confina a los 70.000 habitantes de la comarca de A Mariña durante cinco días para controlar el brote

El primer caso fue detectado el pasado 23 de junio en el municipio de Xove y ya hay un centenar de personas infectadas.

Galicia confina a los 70.000 habitantes de la comarca de A Mariña durante cinco días para controlar el brote
Un coche de la Guardia Civil patrulla por el puerto de Burela, en Lugo, este domingo.
Un coche de la Guardia Civil patrulla por el puerto de Burela, en Lugo, este domingo.

El incremento de casos por el brote de coronavirus detectado en A Mariña de Lugo que ya alcanza a más de un centenar de personas ha obligado a la Xunta a decretar el cierre de toda la comarca, de unos 70.000 habitantes durante cinco días, aunque las autoridades podrán reevaluar la situación cuando expire el plazo, según se establece en el Diario Oficial de Galicia. La medida entrará en vigor en la medianoche de este lunes,  según la información facilitada por el conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, vía telemática, a los alcaldes de esta comarca gallega.

El representante autonómico ha anunciando las nuevas medidas para aumentar el "nivel de exigencia" en los catorce municipios del distrito sanitario. Durante estos cinco días se limitarán los aforos en comercios y hostelería, cuyos establecimientos solo podrán estar abiertos hasta la medianoche y no podrán tener servicio en barra. La recomendación de la Xunta es que la población solo salga de sus domicilios para tareas esenciales, aunque sí podrán salir del distrito para excepciones: por situaciones de causa o fuerza mayor, retorno a la residencia habitual o el desplazamiento laboral. ​​Además, el uso de la mascarilla será obligatorio en todo momento, nada más salir de casa, también en espacios abiertos públicos.

Reuniones de diez personas pero se mantiene la Selectividad

Durante este tiempo, las reuniones sociales se limitan a un máximo de diez personas, aunque el conselleiro ha explicado que, como excepción, sí se podrán celebrar los exámenes de Selectividad porque hay un protocolo de seguridad que ha sido valorado por la Dirección Xeral de Saúde Pública y que se va a "reforzar".

"No habrá problema y se va a realizar", ha manifestado sobre la prueba, retrasada por la crisis, y que se celebrará entre el 7 y el 9 de julio en el caso de la Comunidad gallega.

"La instalación es buena, hay distancia de seguridad y todas las medidas que se pidieron", ha afirmado Almuiña. En cualquier caso, el conselleiro ha pedido a la alcaldesa de Viveiro, donde se realizan las pruebas, que se impidan celebraciones "multitudinarias" al acabar los exámenes porque "ahí está el riesgo". "Hay que procurar que las celebraciones sean en grupos reducidos", ha advertido.

Los centros de educación infantil podrán abrir pero solo con la mitad del aforo y el deporte puede realizarse con un máximo de diez personas. 

Velatorios y bodas, con aforo limitado

Los velatorios podrán seguir celebrándose en todos los pueblos afectados, pero con un aforo máximo de 25 personas si es al aire libre o diez personas en espacios cerrados, independientemente de si conviven o no. En los funerales y entierros podrán participar 25 personas como máximo.

Los ritos religiosos también se ven alterados: los lugares de culto no podrán superar el 50 % de su capacidad y se prohíbe celebrar actos religiosos o de culto en la vía pública. 

En cuanto a las bodas, la Xunta recuerda que si se celebran en lugares de culto, no podrán superar el 50 % del aforo y que las celebraciones tras la ceremonia estarán sujetas a las restricciones en el sector de la hostelería. 

Aforos en comercios y hostelería

El retorno al confinamiento en este municipio conlleva la vuelta a una serie de restricciones vigentes antes de la entrada en vigor de la nueva normalidad en junio. En concreto, locales comerciales volverán a tener un servicio preferente para los mayores de 65 años, los centros comerciales no podrán superar la mitad del aforo y se prohíbe la permanencia de personas en zonas comunes de este tipo de centros.

Este límite del 50 % también se contempla en mercados al aire libre, en el interior de restaurantes o bares y en las terrazas. Todo el sector de la hostelería deberá cerrar antes de las 23:30 horas. Se prohíbe el consumo en las barras de los bares.

La medida coincide con el inicio de la temporada estival, por lo que también contempla una serie de restricciones en el sector turístico: mitad del aforo en zonas comunes de hoteles y en albergues, clases o actividades de animación con un máximo de diez personas.

El mismo aforo se aplica en bibliotecas, archivos, museos, salas de exposiciones, cines, teatros, auditorios, circos u otras actividades lúdicas. Las piscinas tendrán el aforo limitado al 50 % y las playas también tendrán el acceso controlado, con la obligatoriedad de llevar mascarilla excepto en el momento del baño.

La Xunta ha decidido además posponer la reapertura de locales de ocio nocturnos y de fiestas, verbenas y eventos populares en toda la comarca.

Un centenar de personas contagiadas

El primer caso fue detectado el pasado 23 de junio en el municipio de Xove y ya hay 106 personas infectadas. Durante estos días se han rastreado todos los contactos de los contagiados. 

El confinamiento de esta comarca se produce en plena campaña electoral. Ya esta semana los socialistas gallegos, así como los nacionalistas del BNG y la coalición Galicia en Común decidieron no realizar ningún acto electoral en A Mariña, y ahora el cierre de la comarca durante cinco días deja en el aire cómo afectará a la jornada electoral que se celebra el próximo domingo 12 de julio. 

El conselleiro ha señalado este domingo que las personas que hayan dado positivo por coronavirus no podrán ir a votar, mientras que los contactos estrechos que estén en cuarentena sí lo podrán hacer tomando medidas de precaución.

El presidente de la Xunta y candidato del PPdeG a la reelección, Alberto Núñez Feijóo, ha proclamado este domingo que "la prioridad número uno es la seguridad en la salud pública" y ha garantizado que, si tiene que tomar decisiones, lo hará y no le temblará "el pulso". "Cada vez que tengamos que tomar decisiones, las tomaremos", ha advertido.

Comentarios
Galicia confina a los 70.000 habitantes de la comarca de A Mariña durante cinco días para controlar el brote