Crisis en el PP

Casado quiere resistir a pesar de la presión dentro del PP y voces críticas creen que "se está atrincherando"

Fuentes de su entorno dicen que ha hablado con sus 'barones' territoriales en las últimas horas y "está tranquilo"

Casado quiere resistir a pesar de la presión dentro del PP y voces críticas creen que "se está atrincherando"
Casado y Ayuso en una imagen de archivo
Casado y Ayuso en una imagen de archivo

El líder del PP, Pablo Casado, no piensa renunciar a la presidencia del partido pese a las múltiples voces que piden su dimisión tanto desde dentro de su partido como desde la calle, según fuentes de su entorno. Las mismas fuentes aseguran que Casado ha hablado con los ‘barones’ territoriales del PP en las “últimas horas” y dicen que “está tranquilo”. Sin embargo, otras voces del PP críticas señalan que el presidente del partido "ha perdido el sentido de la realidad" y "se está atrincherando".

Casado, que este lúnes reúne a su comité de dirección, prevé aguantar hasta el congreso del partido previsto, salvo sorpresas, para julio, después de la manifestación de más de 3.000 personas que se congregaron frente a la sede del PP en la madrileña calle de Génova este domingo pidiendo su dimisión y la del secretario general del partido, Teodoro García-Egea. Una manifestación que deja la foto de un PP "fracturado", dicen algunas voces desde dentro del partido. Casado prevé aguantar también pese a que crece la presión entre sus barones, que piden un congreso extraordinario para abordar la crisis de liderazgo.

El nombre que más suena para ese congreso, que podría ser en abril si se convoca de urgencia, es el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que fue precisamente quien habló de la posibilidad de convocar un congreso extraordinario si Casado no solucionaba los problemas internos y paraba la "hemorragia". Feijóo, precisamente, se ha erigido en una suerte de portavoz de los barones territoriales del PP.

Y en este contexto, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, tiene intención de dejar su puesto como portavoz nacional del partido, según fuentes de su entorno, aunque han aclarado que "no hay nada oficial todavía". De hecho, Almeida no acudirá al comité de dirección de este lunes.

También hay voces que muestran públicamente su apoyo a Casado, especialmente de su entorno cercano. "Casado es el mejor presidente que puede tener España", ha dicho a su entrada al comité de dirección el vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos. A la reunión del comité acuden aparte de él, Casado y Egea, los vicesecretarios Ana Beltrán, Ana Pastor, Antonio González Terol, Jaime de Olano y Elvira Rodríguez; y los portavoces parlamentarios Cuca Gamarra, Javier Maroto y Dolors Montserrat; así como los presidentes del Comité Electoral y del Comité de Derechos y Garantías.

Casado solo ha hecho una aparición pública desde que estalló la crisis

Desde que estalló la crisis la semana pasada, con la salida a la luz de un presunto espionaje promovido por la dirección nacional del PP contra la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, las acusaciones de posible corrupción de Génova hacia la ‘lideresa’ y las duras palabras que se dirigieron tanto Ayuso como Egea, Casado solo ha hecho una única aparición.

Fue el pasado viernes en una entrevista en la COPE en la que acusó a Ayuso de posible tráfico de influencias y a su hermano de haber utilizado un presunto “testaferro” para no figurar como adjudicatario de un contrato millonario para adquirir mascarillas durante la primera ola del coronavirus. Cuanto menos, dijo que lo que había hecho Ayuso no era "ejemplar".

Ayuso emitió horas después un comunicado en el que explicó que su hermano había cobrado más de 55.000 euros y no 280.000, como apuntaban desde la dirección nacional del PP, y no en concepto de “comisión por intermediación” sino como una “contraprestación” por su trabajo por sus "gestiones para la compra de mascarillas en China.

Tan solo un día después, el PP dio por buenas sus explicaciones y cerró el expediente que había abierto contra la presidenta madrileña por esta cuestión, pero lejos de dar la crisis por cerrada, han surgido más críticas a su liderazgo culminando en la manifestación en Génova de este domingo.

Casado intentará con el comité de este lunes atajar la grave crisis en la que se ha sumado el partido en menos de una semana, pero hay quien ve con escepticismo que el líder del PP pueda seguir al frente del partido. 

Comentarios
Casado quiere resistir a pesar de la presión dentro del PP y voces críticas creen que "se está atrincherando"