ACTUALIDAD

Los organizadores cancelan el Mobile World Congress de Barcelona por el coronavirus

Las autoridades sanitarias habían asegurado que no había necesidad de suspender la feria.
Los organizadores cancelan el Mobile World Congress de Barcelona por el coronavirus
Una treintena de empresas se ha retirado del Mobile, las últimas Vodafone, Deutsche Telekom, BT, Orange y Nokia.
Una treintena de empresas se ha retirado del Mobile, las últimas Vodafone, Deutsche Telekom, BT, Orange y Nokia.

El Comité de GSMA, la asociación organizadora del Mobile World Congress, ha decidido finalmente cancelar la celebración de la feria de tecnología móvil más importante del mundo que la ciudad condal acoge desde 2006.

En un comunicado, el consejero delegado de la organización, John Hoffman, ha asegurado que "la preocupación global por el brote del coronavirus, los viajes y otras circunstancias hacen imposible que el GSMA celebre el evento". Los 26 operadores móviles y principales compañías del sector que conforman la mayor patronal de telecomunicaciones del mundo han acordado seguir trabajando para la celebración del congreso en 2021 y otras ediciones futuras, cerrando la puerta a un posible aplazamiento. 

Los organizadores han tomado la decisión tras una reunión de urgencia que ha durado seis horas, convocada tras la ausencia de una treintena de empresas por el coronavirus. Este mismo miércoles, el gigante alemán de telecomunicaciones Deutsche Telekom, las británicas British Telecom y Vodafone, la francesa Orange y la finlandesa especializada en redes Nokia se han sumado a la larga lista de bajas importantes. 

Anunciada la decisión, la incógnita ahora se traslada sobre el coste de la cancelación. Solo en 2019, el MWC congregó a 2.800 empresas y casi 110.000 asistentes. Además, se generaron casi 14.000 empleados directos con un impacto económico que rozó los 500 millones de euros.

Las autoridades sanitarias, contrarias a cancelar

Horas antes, las autoridades sanitarias españolas habían insistido en que no había necesidad de cancelarlo a pesar del brote de coronavirus y la espantada de grandes empresas.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha recalcado que el objetivo del Gobierno es proteger la salud de los ciudadanos: "No hay ninguna razón de salud pública que nos aconseje no celebrar ningún evento previsto en Barcelona, en Cataluña o el resto de España", aunque ha matizado que "cada cual tiene su responsabilidad y sus decisiones pero lo que nos concierne a nosotros es garantizar seguridad y hemos tomado las medidas que lo garantizan". También la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido que, aunque España tiene "garantías sanitarias suficientes", el Ejecutivo comprende la decisión.

En la misma línea se ha manifestado la consejera de Salud del Gobierno catalán, Alba Verges. Una postura agradecida por el Gremio de Hoteles de Barcelona, que ha expresado su satisfacción y agradecimiento por la posición de las instituciones públicas implicadas.

"Sin dejarla de lado [la gravedad de la alarma por el virus], no entendemos por qué se ha llegado a este punto", ha dicho su presidente, Jordi Mestre, en rueda de prensa, cuando "en otras ciudades se están celebrando eventos importantes", como el Salón del Automóvil en Ginebra o el DGLT en Ámsterdam. El gremio estima que sus pérdidas podrían rondar los 50 millones de euros, el 10% del impacto económico previsto con el Mobile World Congress.

Comentarios
Los organizadores cancelan el Mobile World Congress de Barcelona por el coronavirus