Guerra en Ucrania

Bucha: una matanza que muestra la barbarie de la guerra de Putin

Las tropas ucranianas encuentran en Bucha cadáveres maniatados, fosas comunes y caminos sembrados de minas
Bucha: una matanza que muestra la barbarie de la guerra de Putin
Decenas de muertos en las calles de Bucha
Decenas de muertos en las calles de Bucha

La liberación de la ciudad de Bucha muestra uno de los horrores más duros vistos hasta ahora en la guerra de Ucrania, una masacre sobre la población civil que deja decenas de cadáveres abandonados en las calles, algunos maniatados y ejecutados de un disparo. "Ay Dios, por qué, por qué", se lamenta una de las supervivientes de esta barbarie, todavía en estado de shock. 

Muchos de los vecinos han cavado  tumbas con sus propias manos para enterrar a las víctimas. La fiscalía ucraniana cifra los fallecidos en más de 400 en pueblos de los alrededores de Kiev, mientras continúan las investigaciones. Un proceso que está siendo complejo, ya que, según afirman las autoridades ucranianas, las tropas rusas habrían minado los caminos antes de retirarse. 

En localidades como Bucha, situada al noroeste, cerca de 300 personas han tenido que ser enterradas en fosas, mientras que, en Irpin, ya se han recuperado al menos 50 muertos ayudados de voluntarios que han vuelto a la ciudad, devastada por los bombardeos, para ayudar en las evacuaciones de los civiles. "Yo saqué a mi familia de aquí a principios de marzo, pero volví y ahora estoy ayudando a retirar cadáveres. La destrucción es muy grande", dice Dima, un voluntario ucraniano.

Ucrania han descrito los ataques como “ejecuciones sumarias” contra civiles y el presidente Volodímír Zelenski, lo ha calificado de "genocidio". Las imágenes de los fallecidos han provocado una condena internacional. Países como Alemania y Reino Unido piden que se investiguen como "crímenes de guerra" contra la población, mientras que Rusia niega los asesinatos masivos y lo tilda de "provocación" por parte de Ucrania. 

Comentarios
Bucha: una matanza que muestra la barbarie de la guerra de Putin