Meteorología

Una borrasca al suroeste de la Península marca un cambio brusco de tiempo con lluvias y frío

La borrasca se desplazará hacia el oeste y de nuevo generará inestabilidad y un marcado flujo de vientos de procedencia mediterránea.
Una borrasca al suroeste de la Península marca un cambio brusco de tiempo con lluvias y frío
Una borrasca al suroeste de la Península marca un cambio brusco de tiempo con lluvias y frío hasta el fin de semana.
Una borrasca al suroeste de la Península marca un cambio brusco de tiempo con lluvias y frío hasta el fin de semana.

La evolución atmosférica de este miércoles 4 de noviembre estará marcada por la formación de una borrasca al suroeste de la Península acompañada de un embolsamiento de aire frío en las capas altas de la atmósfera que provocará inestabilidad atmosférica que traerá consigo un episodio de precipitaciones generalizadas hasta el fin de semana, según ha informado a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo.

El cambio de tiempo brusco que desde ayer la Aemet señalaba ya se ha producido y se ha podido comprobar con las lluvias intensas de las últimas horas, especialmente en Castilla-La Mancha oriental con 59 litros por metro cuadrado en San Clemente (Cuenca) o los 48 litros por metro cuadrado de Villarobledo (Albacete).

También las precipitaciones se están dado en puntos de la mitad oriental peninsular, sobre todo en Cataluña, interior de la Comunidad Valenciana y en puntos de Canarias, especialmente la isla de La Palma.

Durante esta semana, Del Campo ha señalado que las zonas donde menor probabilidad de lluvias habrá será en Galicia, oeste de Castilla y León este miércoles, ya para el jueves es poco probable las precipitaciones en el tercio norte peninsular y el viernes y sábado en el extremo sureste (Alicante, Murcia y Almería). Baleares por lo general estará poco afectada aunque puede haber algún chubasco tormentoso el sábado.

Del Campo ha advertido que estas situaciones podrán dar lugar a algunos desbordamientos y bolsas de agua. En el sur de Extremadura y de Andalucía, las lluvias serán intensas y fuertes y podrán dejar más de 20 litros por metro cuadrado en una hora, y además no se descarta que estén acompañados de tormenta. En Málaga, las precipitaciones podrán ser persistentes y acumular más de 50 litros por metro cuadrado en doce horas.

La cota de nieve previsiblemente aumentará a lo largo del día aunque inicialmente se ha situado en torno a los 1.200-1.400 metros. Por su parte, las Islas Canarias también tendrán episodios de lluvias en las islas más montañosas y los vientos soplarán con fuerza en los litorales de todo el país.

La inestabilidad traerá fuertes vientos

Respecto al jueves, el portavoz ha señalado que la borrasca se desplazará hacia el oeste y de nuevo generará inestabilidad y un marcado flujo de vientos de procedencia mediterránea. Las lluvias se dejarán notar en la mayor parte de la Península, salvo en el tercio norte, y serán precipitaciones persistentes y localmente fuertes o muy fuertes e incluso con granizo en puntos de la Comunidad Valenciana y el sur de Andalucía, principalmente la provincia de Málaga y Huelva.

También serán lluvias abundantes las que se originarán en el entorno del Sistema Central, especialmente en el sur de Ávila y puntos del sureste de Albacete y noroeste de Murcia. Las temperaturas este jueves subirán notablemente con nieve en cotas ya muy altas y el viento será otro fenómeno a tener cuenta con rachas superiores a los 70 km/h en puntos de Andalucía, zona centro y entorno del Cantábrico occidental.

Ya el viernes, la borrasca estará en el oeste de Portugal, sin embargo, la inestabilidad seguirá presente en España. Los vientos girarán y tomarán dirección más de sur y suroeste y las precipitaciones continuarán en la mayor parte del país, excepto en puntos del Cantábrico Oriental, sudeste peninsular y Baleares.

Las lluvias más intensas se registrarán en la Comunidad Valenciana, especialmente en Castellón y Valencia, entorno del Sistema Central, principalmente norte de la provincia de Cáceres y sur de Ávila, y en el extremo occidental (Extremadura y Andalucía).

Las temperaturas continuarán subiendo, de modo que el ambiente será templado para la época del año. Del Campo prevé que se superen los 20ºC a orillas del Cantábrico o incluso los 25ºC en el interior de Andalucía.

Fin de semana pasado por agua

De cara al fin de semana, la borrasca podrá dar lugar a un nuevo centro de bajas presiones que se situarán al noroeste de la Península, con un marcado flujo de vientos del suroeste. Estos vientos procederán del Atlántico y estarán muy cargados de humedad. Aunque aún existe incertidumbre sobre dónde se situará exactamente esta borrasca, Del Campo ha indicado que es probable que dé lugar a un ambiente lluvioso de nuevo el sábado en buena parte de la Península, salvo en puntos del Cantábrico y suroeste peninsular.

Las precipitaciones más abundantes se producirán en el nordeste peninsular, Aragón, Cataluña y la Comunidad Valenciana, sobre todo en el norte de estas comunidades autónomas. Del mismo modo, en el oeste de Andalucía predominarán las lluvias fuertes, tormentosas y persistentes, al igual que en Extremadura y en el entorno del Sistema Central.

Las temperaturas esta jornada descenderán y los vientos soplarán con intervalos de fuerte de componente sur en zonas de montaña y en puntos litorales.

Ya el domingo, la situación se estabilizará aunque seguirá lloviendo con intensidad en el oeste de Galicia y Sistema Central, con precipitaciones más débiles en el resto del noroeste de la Península, una situación que será similar a la del lunes, salvo porque las temperaturas el domingo aumentarán pero a comienzos de semana volverán a bajar.

Por último, el martes todavía podrá continuar lloviendo de manera débil y de forma dispersa en puntos de Galicia, zona centro y área mediterránea. Por lo general , las temperaturas para todos estos días serán propias o más cálidas para la época de lo normal en el área cantábrica y mediterránea.

Comentarios
Una borrasca al suroeste de la Península marca un cambio brusco de tiempo con lluvias y frío