Barcelona prohíbe la apertura y ampliación de pisos turísticos durante un año

El objetivo de esta "decisión preventiva" es garantizar que no pueda crecer el número actual de estas viviendas.

Barcelona prohíbe la apertura y ampliación de pisos turísticos durante un año
El Gobierno municipal prohíbe la apertura y la ampliación de pisos turísticos.
El Gobierno municipal prohíbe la apertura y la ampliación de pisos turísticos.

Durante un año no se podrán iniciar los trámites ni para abrir pisos turísticos ni para ampliar los que ya existen en la ciudad de Barcelona. Así lo ha decidido el Ayuntamiento de la Ciudad Condal que, asegura, quiere evitar así "la posible incidencia en la regulación de pisos turísticos que pueda tener el nuevo Decreto de Reglamento de Turismo, que la Generalitat aprobará próximamente y que prevé crear el alquiler de habitaciones como nueva tipología de alojamiento turístico".

La teniente de alcalde Janet Sanz ha criticado que el Govern "quiere legalizar una actividad que ahora mismo es alegal y que saben que lo están haciendo sin incorporar las demandas y exigencias" que se les traslada desde el mundo municipal, por lo que reclama que se consensúe el decreto antes de aprobarlo para recoger las consideraciones de Barcelona.

En su opinión, la apertura de la actividad de habitaciones turísticas "tendrá una repercusión importantísima en la morfología de Barcelona y también en el derecho a la vivienda". "La creación de la nueva tipología de alquiler de habitaciones es una oportunidad de reflexión para evaluar la incidencia que pueda tener en la regulación de pisos turísticos y evitar los efectos negativos", apunta el gobierno de Ada Colau.

Objetivo, que no haya más de 9.591 pisos turísticos

La suspensión de comunicados de apertura y ampliación de pisos turísticos tendrá una duración de un año, durante el cual se llevarán a cabo los trabajos necesarios para plantear una modificación puntual de la regulación de las viviendas de uso turístico en Barcelona, según ha precisado el consistorio.

Sanz ha señalado en rueda de prensa que, con la medida aprobada, el ayuntamiento cree que "se blinda ante la apertura de pisos turísticos" en toda la ciudad con el objetivo de garantizar que no podrá crecer el número actual de 9.591.

La teniente de alcalde de Urbanismo ha aprovechado para exigir a la Generalitat que no trabaje "de espaldas a la ciudad, que afronte la situación problemática". Por eso ha reclamado una reunión urgente a la consellera de Empresa, Àngels Chacon.

"Hacemos este refuerzo de la normativa para dejar el mensaje claro de que queremos controlar lo que pasa urbanísticamente en relación a los pisos turísticos y en relación a las habitaciones", ha destacado.

En un comunicado recogido por Efe, la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona (Apartur) ha rechazado esta suspensión de licencias. "En lugar de cerrar los ojos a la realidad con moratorias mal planteadas, creemos que el Ayuntamiento haría bien de trabajar conjuntamente con el sector una regulación que permita a la ciudad alcanzar unos objetivos compartidos por todos: ordenación, control, calidad, convivencia, sostenibilidad e impuestos", ha asegurado su presidente, Enrique Alcántara.

Comentarios
Barcelona prohíbe la apertura y ampliación de pisos turísticos durante un año