Crisis sanitaria

Las autonomías extreman las restricciones ante la presión hospitalaria

Murcia ha mejorado las cifras de contagiados: 787 ha sumado este domingo, por debajo de los cerca de mil de las último cuatro jornadas.
Las autonomías extreman las restricciones ante la presión hospitalaria
Fotografía de archivo de una calle de Murcia, antes de la pandemia.
Fotografía de archivo de una calle de Murcia, antes de la pandemia.
Bajan los contagios por la covid pero aumenta la presión hospitalaria, especialmente en las unidades de cuidados intensivos, lo que ha llevado a las autonomías a extremar restricciones, como Andalucía que este domingo ha adelantado el toque de queda a las 22.00 horas y ha limitado la actividad no esencial hasta las seis de la tarde excepto en Granada, donde ha decretado el cierre total.

Cataluña ha notificado en las últimas 24 horas menos contagios pero, por contra, ha aumentado el número de hospitalizados y los ingresos en las ucis, mientras que en Euskadi se reducía ligeramente la tasa de positividad al tiempo que crecían las cifras en cuidados intensivos.

Este escenario se ha repetido en Galicia, con menos contagios pero con 89 pacientes en la UCI, cinco más que en el último recuento; Castilla y León, con las ucis al 69 por ciento de ocupación; o Extremadura, donde los datos de fallecidos y positivos han dado un leve respiro pero no así el número de ingresos que rozan los 400, de ellos 52 en cuidados intensivos.

En Baleares, lo que han aumentado son los ingresos en planta hospitalaria, que ascienden ya a 218, diez más que el sábado.

En un fin de semana marcado por el cierre completo de la hostelería en el País Vasco, Murcia y sesenta municipios gallegos que se unieron así a Cataluña, Asturias, Navarra, Castilla y León, Melilla y algunas localidades riojanas, los registros de contagio han experimentado altibajos que, en ningún caso, animan a moderar las restricciones ya que la curva de incidencia acumulada sigue al alza.

Este domingo, el Gobierno andaluz se ha reunido con el comité de expertos y ha acordado extender el toque de queda de 22:00 horas a siete de la mañana (antes era de 23:00 a 6:00 horas) y limitar toda actividad no esencial hasta las seis de la tarde en toda Andalucía, salvo Granada, donde se ha decretado su cierre.

Para "amortiguar el golpe" de las restricciones, la Junta ha anunciado un plan de rescate para la hostelería y el comercio, con ayudas a los sectores damnificados.

Las nuevas medidas incluyen mantener el cierre perimetral en toda la comunidad andaluza hasta el 23 de noviembre y, desde la medianoche del próximo martes, cerrar todos los municipios.

En el caso de Cataluña, este domingo se han notificado 3.234 contagios por covid, 1.135 menos que el día anterior, y 53 fallecidos (ocho menos que la víspera).

Estos datos más positivos palidecen cuando se conoce la cifra de hospitalizados: 2.687, lo que supone 66 más que este sábado, de los que 562 están en las ucis, once más que la víspera.

En Euskadi siguen aumentando los pacientes con covid ingresados en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales vascos, que, según los últimos datos, ya suman 122.

Mientras, en las últimas horas ha mejorado la tasa de positivos. De hecho, la positividad ha disminuido del 11,4 por ciento del viernes al 10 por ciento de este sábado.

Sin embargo, esta reducción se explica porque el número de pruebas diagnósticas ha decrecido significativamente: el sábado se realizaron 12.045 pruebas, 595 menos que el día precedente.

Galicia ha notificado en las últimas horas 545 contagios -167 menos que en el anterior recuento- y cinco muertes.

Castilla y León ha informado de 1.444 nuevos casos, es decir 793 menos que la víspera, y 29 fallecidos, frente a los 37 del sábado.

En las unidades de críticos por covid de los hospitales de Castilla y León se encuentran ingresados 216 pacientes, dos más que en la anterior notificación, y el porcentaje de ocupación de las UCI llega al 69 por ciento.

En las residencias de ancianos y de dependientes han fallecido en las últimas 24 horas diez internos, con lo que en estos centros ya son 1.942 las personas fallecidas por covid-19 diagnosticado.

Navarra, que llegó a liderar la incidencia acumulada en 14 días, sigue la tendencia descendente. La comunidad foral ha registrado 250 positivos, 80 menos que el día anterior.

Según el Departamento de Salud de Navarra, la cifra de 250 positivos es la más baja desde comienzos de octubre.

Murcia también ha mejorado las cifras de contagiados: 787 ha sumado este domingo, por debajo de los cerca de mil de las último cuatro jornadas.

En esta comunidad también se rebaja la presión hospitalaria con 593 ingresados en planta (ocho menos que el día anterior), de los que 98 están en la UCI.

Y este domingo la ciudad autónoma de Ceuta ha alcanzado los peores datos de la pandemia en la primera semana del mes, lo que la sitúa en "riesgo extremo".

Los datos de este fin de semana convierten a la ciudad autónoma en uno de los territorios con las tasas más altas de positividad y mayor número de muertos por 100.000 habitantes en las últimas semanas.

Cantabria mantiene la cifra de hospitalizados y rebaja los contagios. En esta comunidad, sesenta rastreadores del Ejército de Tierra comenzarán a colaborar con el Gobierno regional para intensificar la vigilancia epidemiológica.

También en la tesitura de implementar las medidas, este domingo la Comunidad de Madrid ha anunciado que ampliará la realización de los test de antígenos a trece nuevas Zonas Básicas de Salud y se extenderá al resto de áreas con restricciones de movilidad y actividad como medida de prevención ante la pandemia.

La comunidad que dirige la popular Isabel Díaz Ayuso de Madrid está cerrada perimetralmente hasta las cero horas del 10 de noviembre por el puente de la Almudena, como ocurrió en el puente de Todos los Santos.

Así, hasta las cero horas del martes estará prohibido entrar y salir de la región madrileña salvo para desplazamientos justificados. No obstante, los trayectos en tránsito a través de la comunidad quedan permitidos.

Comentarios
Las autonomías extreman las restricciones ante la presión hospitalaria