Actualidad

Aumentan un 57 % las personas atendidas por Cáritas por la crisis sanitaria

Las ayudas se han basado en los ámbitos clásicos de alimentación o vivienda.
Aumentan un 57 % las personas atendidas por Cáritas por la crisis sanitaria
Vista de la fila de clientes que aguardan su turno para entrar al economato de Cáritas en el distrito madrileño de Tetuán.
Vista de la fila de clientes que aguardan su turno para entrar al economato de Cáritas en el distrito madrileño de Tetuán.
Cáritas Española ha alertado este jueves del incremento de las situaciones de necesidad que ha provocado la crisis sanitaria por el coronavirus, que se ha traducido en un aumento del 57 % en las personas atendidas a través de los programas de acogida y asistencia.

Es una de las conclusiones del "Informe 2020", de la Fundación FOESSA (Fomento de Estudios Sociales y Sociología Aplicada, que cuenta con el impulso de Cáritas), en el que se ha destacado que "la pandemia ha anulado en sólo dos meses el efecto de la recuperación y hemos vuelto a las cifras del peor momento de la última crisis".

Para intentar cambiar la situación se hacen varias propuestas, como consolidar el ingreso mínimo vital y que se desvincule del derecho a recibir apoyo para la inclusión social.

También se insta a un doble derecho, el derecho a la supervivencia material y el derecho a la inclusión social, y se pide que a las medidas de lucha contra la pobreza se sume un complemento para el acceso a la vivienda.

Otros retos pasan por revisar la atención a la dependencia, visibilizar el pilar de los cuidados, sacándolo del debate de círculos reducidos, y construir puentes en un contexto de fuerte enfrentamiento político-social.

Cáritas ha dado a conocer los resultados de dicho informe, junto a una encuesta sobre el impacto de la covid-19 en las Cáritas Diocesanas y la "Memoria anual 2019", en un acto en el que han intervenido Jesús Fernández, obispo electo de Astorga; Manuel Bretón, presidente de Cáritas Española; Natalia Peiro, secretaria general; y Guillermo Fernández, técnico del Equipo de Estudios.

La encuesta a las 70 organizaciones de Cáritas Diocesanas confirma que en los últimos tres meses el número de peticiones de ayuda que han recibido se ha incrementado un 77 %.

Las demandas presenciales cayeron un 26 %, pero se elevaron las solicitudes por teléfono un 60 % y un 20 % a través de redes sociales, correo electrónico y web.

Las ayudas se han basado en los ámbitos clásicos de alimentación o vivienda, y se han sumado las de solicitud de conexión y dispositivos electrónicos para seguir el ritmo escolar, la ayuda para trámites "online" y el apoyo afectivo ante situaciones de soledad e incertidumbre.

Perfil de las personas ayudadas

En cuanto al perfil de las personas que han acudido a Cáritas, se constata la llegada de gente que nunca antes se había acercado: una de cada tres personas es nueva o hacía más de un año que no acudía solicitando ayuda.

En cifras globales, el 26 % de quienes han acudido a Cáritas por esta crisis es la primera vez que lo hacían.

La encuesta ha puesto también el foco en la realidad de las personas sin hogar, especialmente expuestas al impacto del coronavirus, al carecer de un domicilio donde recluirse.

En 2019 Cáritas ha gestionado 5.000 plazas dirigidas a personas sin hogar y ha acompañado a entre 35.000 y 38.000 personas sin hogar, pero la declaración del estado de alarma ha supuesto un incremento.

En los últimos tres meses se han creado más de 1.300 nuevas plazas complementarias en España, que se han concentrado en albergues, residencias o centros de acogida, centros de día, polideportivos, y seminarios.

El 71 % de la titularidad de estas nuevas plazas es pública, mientras que el 28 % restante de gestión propia.

El "Informe FOESSA 2020", que este año lleva como título "Distancia Social y Derecho al Cuidado" y ha puesto el foco en detectar el impacto de la covid-19 en la estructura social, arroja más información que se sintetiza en varias conclusiones.

Por ejemplo, que hoy solo 1 de cada 4 hogares se puede sostener del empleo y, además, tenemos delante una crisis de emergencia habitacional en ciernes.

En cuanto a la salud, el 60 % de los hogares en exclusión grave ha visto cómo empeoraba su estado psico-emocional durante el confinamiento y el 26 % considera que ha empeorado su estado físico.

Bracha digital en escolares

No pertenecer a la comunidad virtual está minando la igualdad de oportunidades, tanto en la infancia como en los hogares más excluidos.

Para uno de cada tres hogares en exclusión grave (34 %) está disminuyendo el rendimiento escolar de sus hijos al no poder seguir el ritmo marcado.

En cuanto a la conciliación, un 18 % de los hogares en exclusión grave con menores de edad a cargo admite haber tenido que renunciar a una ocupación o puesto de trabajo para hacerse cargo de ellos.

Las redes de apoyo, debilitadas tras la última crisis, pierden aún más capacidad de ayuda.

La familia y los entornos cercanos siguen ayudando, pero cada vez menos, porque cada vez hay menos desde donde ayudar, ha asegurado Cáritas.

Quizá la novedad de esta crisis, según Cáritas, es que está introduciendo una nueva variable de estratificación social vinculada al riesgo de confinamiento: los confinados seguros, los confinados de riesgo y los desarraigados.

Respecto a la "Memoria 2019" de Cáritas, se arrojan los siguientes datos: 2,4 millones de personas acompañadas y 337 millones de euros invertidos.

Comentarios
Aumentan un 57 % las personas atendidas por Cáritas por la crisis sanitaria