Actualidad

Arrimadas asume errores y lamenta que dirigentes de Cs se hayan ido al PP

La presidenta de Ciudadanos mantiene que en este momento de crisis ha decidido "ser valiente y dar un paso al frente"
Arrimadas asume errores y lamenta que dirigentes de Cs se hayan ido al PP
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas en una imagen de archivo
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas en una imagen de archivo
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha asumido errores en su gestión, el mayor no haber sabido explicar la situación "tan grave" que atravesaba el Gobierno de Murcia, pero ha lamentado que dirigentes de su formación hayan abandonado el partido, en alusión a las últimas fugas al PP.

"Nosotros somos muy buenos socios, pero muy malos cómplices", ha defendido Arrimadas en una declaración telemática este lunes sin preguntas en la que ha estado acompañada por los miembros de la nueva ejecutiva permanente de Cs, que se amplía de siete a quince integrantes.

Ejecutiva en la que pierden peso Carlos Cuadrado, que pasa otra vez a ocuparse de las finanzas del partido, y José María Espejo, que se queda como secretario general del grupo parlamentario. 

Tras asumir las equivocaciones cometidas por la formación naranja - "Y tanto que hemos cometido errores", ha admitido-, Arrimadas ha recalcado que en este momento de crisis ha decidido "ser valiente y dar un paso al frente", como siempre ha hecho, la última vez cuando hace un año asumió la Presidencia del partido.

Y con ella, ha dicho, el resto de sus compañeros y su equipo, convencidos todos de que "en los momentos difíciles es cuando hay que dar más pasos al frente", sobre todo porque hay "muchos españoles" que creen en el proyecto de Ciudadanos.

Una formación que ha definido como el "único partido de centro liberal limpio de España", que no busca enemigos y contra el que sin embargo hay una "operación", ha denunciado, para intentar acabar con él porque es "incómodo".

Su principal argumento en este sentido es que "luchamos contra la corrupción, no la tapamos" y que, siendo "socios leales", no pueden ser "cómplices" de las prácticas corruptas.

Según Arrimadas, sus compañeros de Murcia "no podían más" ante la situación que estaban experimentando en el Gobierno de coalición de la Región, con abundantes irregularidades y "casos espeluznantes" de "hostigamiento, señalamiento, amenazas y ofrecimientos".

Un panorama de corrupción que justificaba la moción de censura presentada contra Fernando López Miras junto al PSOE y cuya gravedad, según ha lamentado, no ha logrado transmitir debidamente a los españoles.

En cuanto a las deserciones de cargos del partido al PP, ha señalado que permiten "ver la diferencia entre los verbos ser y estar", porque "hay personas que estaban en Cs, pero no son de Cs".

Ha apostillado que este partido, igual que "tiende puentes", lucha contra la corrupción tanto "de un bando como de otro", a riesgo de que "unos te llamen facha y otros traidor".

Al defender la viabilidad de su proyecto, Inés Arrimadas se ha mostrado preocupada por el riesgo de "polarización" política, pero no porque pueda "destruir" un partido, sino porque puede "destruir a todo un país".

Y ha puesto la Comunidad de Madrid como ejemplo de esta "división"; en este territorio por primera vez existe, ha alertado, el riesgo de que el "populismo" entre el Gobierno regional, lo que hace en su opinión "más necesario" a Ciudadanos, ha concluido.

Comentarios
Arrimadas asume errores y lamenta que dirigentes de Cs se hayan ido al PP