SESIÓN DE INVESTIDURA

Abascal tilda de "ilegítima" la coalición de Sánchez y promete convertir a Vox en "un dique de contención

El líder de Vox y el candidato a la presidencia se acusan mutuamente de mentir durante el debate de investidura.

Abascal tilda de "ilegítima" la coalición de Sánchez y promete convertir a Vox en "un dique de contención
Abascal abre su intervención pidiendo la detención de Quim Torra.
Abascal abre su intervención pidiendo la detención de Quim Torra.

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha tildado este sábado al gobierno de coalición que aspira a forjar Pedro Sánchez de ilegítimo y ha prometido durante el debate de investidura que acudirá a los tribunales para frenar cualquier iniciativa que ponga en riesgo la unidad de España tras el pacto del candidato socialista con ERC, situando a su partido como "el dique de contención" contra "quienes traicionen la soberanía del pueblo español".

Abascal ha abierto su intervención reclamando la detención del presidente de la Generalitat, Quim Torra, ante su negativa a aceptar su inhabilitación inmediata decretada por la Junta Electoral Central -lo que ha provocado que los ocho diputados de Junts per Catalunya abandonaran el hemiciclo, según recoge Europa Press-, para después volcar toda una retahíla de reproches contra Sánchez, al que ha llamado desde mentiroso hasta estafador, aunque el epíteto más repetido ha sido el de traidor.

"No van a triunfar", le ha repetido al aspirante a la presidencia, "quienes traicionen la soberanía del pueblo español, quienes estén dispuestos a trocearla, tendrán que responder ante los tribunales. Se lo puedo prometer y se lo prometo", ha subrayado, en un remedo de la famosa frase de Adolfo Suárez. "Vox perseguirá en los tribunales todos los atropellos de las instituciones democráticas. No podemos considerar legítimo a un gobierno con tan clara vocación totalitaria", ha proclamado.

Sánchez, quien pese a todo ha dejado caer que el discurso del líder de la extrema derecha le había parecido más moderado que el de Pablo Casado, le ha respondido que en Vox "libran una batalla contra el tiempo" con sus ideas y le ha afeado que para aplicarlas "tendrían que pasar por encima de la sociedad española, tendrían que cargarse la democracia, y eso no va a ocurrir".  El todavía presidente en funciones no ha esquivado el cuerpo a cuerpo y ha cerrado su réplica con una apostilla directa sobre cuál será su actitud al respecto: "Míreme, señor Abascal -le ha pedido-: defender la democracia".

Pactar con "comunistas y separatistas"

Porque, más que debatir las propuestas del candidato a la presidencia, ambos han enfrentado en sucesivos monólogos la validez de sus valores e ideas, en un intercambio que ha evidenciado el enorme altavoz que representa para Vox haberse convertido en la tercera fuerza política del Congreso y la incomodidad que suscita en el resto de partidos.

"En España no hay ley, por las necesidades de la investidura de Sánchez", ha cargado desde el principio Abascal, poco después de reclamar el arresto de Torra. "Yo no voy a permitir que la gobernabilidad de España dependa de separatistas como ERC", se ha arrogado poco después, antes de soltar que la sesión parlamentaria de este sábado era "una investidura clandestina, una traición navideña y una emboscada a la Constitución".

Comentarios
Abascal tilda de "ilegítima" la coalición de Sánchez y promete convertir a Vox en "un dique de contención