Galerí­a Multimedia

Robles apuesta por la industria militar en su visita a Cartagena para revisar el submarino S-81 'Isaac Peral'

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha visitado este martes el submarino S-81 'Isaac Peral', que el pasado viernes fue puesto a flote en los astilleros de Navantia, en Cartagena, una ocasión que ha aprovechado para reafirmar su apuesta por que la Armada "sea un referente en tecnología e industria de defensa".

Su objetivo es que el submarino S-81 "sea conocido en otros países". A su juicio, es un momento en el que "todos debemos hacer un esfuerzo por salir de la crisis económica en la que estamos", y cree que "los planes de recuperación nos van a ayudar a salir".

Ha reivindicado que la industria de defensa es "muy importante" y ha insistido en su apuesta por tener unas Fuerzas Armadas "modernas, de innovación, tecnología y algo que es muy importante: la creación de puestos de trabajo".

Acompañada por la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, ha podido estar en el interior de la nave y ha subrayado que "este proyecto nos parecía absolutamente esencial para que tanto la Armada Española como España sean un referente en todos los aspectos", así como "una apuesta para potenciar la industria de defensa".

El director del astillero de Navantia, Agustín Álvarez Blanco, y el jefe de la Oficina del Programa S-80, Ignacio Núñez, han explicado a la ministra la evolución de las fases de pruebas y los detalles y novedades de este prodigio de la tecnología nacional.

"En un año tan importante para la Armada, cuando celebramos el V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo, este también es un hito esperanzador de esta España que es capaz de todo", ha señalado Robles en el acto de amadrinamiento que ha precedido a su puesta a flote.

Cabe recordar que ese submarino es el primero de la serie S-80 destinado a la Armada que Navantia va a poner en marcha y que para su diseño ha optado por el Manual de Ingeniería de Sistemas de la NASA, en el que se definen los procesos necesarios y los hitos de revisión requeridos.

La finalidad del programa S-80 es tratar de proporcionar unos buques de última generación que dieran a la Armada ventaja tecnológica en un entorno impredecible y capacitar a la industria nacional para diseñar y construir un tipo de barco que sólo está al alcance de un reducido grupo de países, según Navantia.

El programa representa un antes y un después en la construcción naval española. El buque resultado de este proyecto está considerado uno de los submarinos convencionales (los no dotados de propulsión nuclear) más avanzados del mundo.

En su interior contará con tecnologías únicas, como un innovador sistema para realizar patrullas bajo el agua durante más de 15 días sin la necesidad de salir a flote, y permitirá a la Armada dar un salto abismal en cuanto a capacidades, reforzando un arma submarina en la que hoy solo cuenta con dos veteranos submarinos, el 'Galerna' y el citado 'Tramontana'.

De manera paralela, Navantia trabaja ya en los demás buques del programa: en el S-82 se trabaja en la fabricación de estructuras no resistentes y el embarque de tanques en todas las secciones y comenzado premontaje de tuberías y equipos.

En el S-83 se ha terminado el casco resistente y han comenzado los trabajos de aceros: construcción de tanques, fabricación y montaje de polines y soportes. Mientras que en el S-84 ha comenzado la elaboración de cuadernas del casco resistente.

La Armada iniciará las operaciones con el S-81 'Isaac Peral' en febrero o marzo de 2023. Después, llegarán el S-82 'Narciso Monturiol', en diciembre de 2024; el S-83 'Cosme García', en octubre de 2026; y el S-84 'Mateo García de los Reyes', en febrero de 2028.

Comentarios