Galerí­a Multimedia

Madrid estudia solicitar la declaración de zona catastrófica para la capital

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, está estudiando solicitar la declaración de zona catastrófica para la capital, como consecuencia de los daños que han ocasionado las nevadas por el temporal Filomena.

Se trata de una decisión que de momento no está tomada pero sí que se encuentra entre las opciones del Ayuntamiento para tratar de dar solución a la situación en la que se encuentra la ciudad por el temporal "lo antes posible", ha dicho Almeida en rueda de prensa tras una Junta de Gobierno extraordinaria convocada como consecuencia del temporal.

"Es una posibilidad como consecuencia de los daños que se han producido en la ciudad, del estado en que se encuentra la ciudad en este momento y por lo tanto de la dificultad que nos va a suponer en ese sentido contar con mecanismos legales como esa declaración que puede ayudarnos", ha señalado.

En concreto, el Ayuntamiento está estudiando dos opciones, si desde el punto de vista jurídico procede esa declaración y cuáles son los requisitos para ello, y desde el punto de vista práctico, también hay que comprobar el estado de la ciudad, aunque en estos momentos haya dificultades para hacerlo. "Será una decisión que tomemos a lo largo de los próximos días", ha añadido el regidor madrileño.

A este respecto, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, tras la reunión del CECOD, el Comité Estatal de Coordinación y Dirección del sistema nacional de Protección Civil, ha dicho que "en el momento actual estamos en una situación
distinta sin daños importantes ni a bienes públicos ni privados. Es una situación de emergencia consecuencia de una cuestión meteorológica, donde se debe garantizar la prestación del conjunto de los servicios públicos por parte de todas las instituciones".

Marlaska ha señalado que la declaración de zona catastrófica es algo que prevé la ley del Sistema Nacional de Protección Civil y ya se ha hecho con los fenómenos atmosféricos de las DANA, pero ha subrayado que en esos casos "sí había unos importantes daños a bienes públicos y bienes privados".

Por otro lado, el alcalde de la capitaly aunque ha agradecido la colaboración del Gobierno de la nación con los efectivos que ha enviado de la Unidad Militar de Emergencias (UME), ha pedido más refuerzos, porque de las 6.200 personas que trabajan en el operativo de emergencias, 200 son de la UME. Al respecto, ha indicado que si se pudieran aumentar dichos efectivos habría una mayor capacidad logística y operativa.

Madrid "no descarta" retrasar el regreso a las aulas

Por otra parte, el consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio, ha asegurado que el objetivo de la Comunidad de Madrid es retomar las clases presenciales el 13 de enero, aunque "no descarta" retrasar la vuelta si en los próximos días "la situación es muy adversa" y se mantienen las dificultades de accesibilidad y movilidad, o si hubiera "temperaturas extremas".

Así lo ha manifestado Ossorio en una entrevista este mediodía en Onda Madrid, en la que ha abundado que toda la comunidad educativa "va a intentar estar preparada" para la vuelta a las aulas el miércoles, tal y como anunció este sábado la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, en Twitter.

Ossorio ha insistido en que el objetivo es volver el día 13 porque "la educación es muy importante" y suspender la actividad presencial supone, también, un "gravísimo problema" en la conciliación de "muchas familias". "De momento, retomaríamos el miércoles las clases, aunque estaremos muy atentos el lunes y martes de lo que suceda", ha resumido el titular de Educación, quien ha asegurado que, si finalmente se retrasa el inicio de las clases, "se anunciaría lo antes posible".

El consejero también ha añadido que desde Educación "ya sabían que iba a hacer frío" estos días, pero pensaban que el lunes la accesibilidad a los centros educativos "iba a ser posible". Es por eso, ha agregado, que las calefacciones de los centros llevan encendidas varios días, para "hacer más confortables los centros".

Ossorio ha matizado que "el principal problema" de esta situación es la "pérdida" de clases, aunque ha subrayado que "se compensa de alguna manera" con la modalidad telemática, de la que ya "se aprendió mucho" durante el estado de alarma de marzo y abril de 2020, durante la pandemia del coronavirus.

Comentarios