Galerí­a Multimedia

Desmantelan en Cartagena un punto de venta de drogas regentado por un clan familiar

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de los servicios establecidos para prevenir y perseguir el tráfico de drogas y gracias a la colaboración ciudadana, ha desarrollado en Cartagena la operación ‘TMAXOROS’, que se ha saldado con la desarticulación de un activo punto de venta de drogas en la ciudad portuaria y la detención de los cinco integrantes del clan familiar que lo regentaba, como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

Tras la operación, los especialistas en Policía Judicial de la Benemérita se han incautado de cocaína y material para la elaboración de dosis, armas robadas y diversa munición, dos turismos de alta gama, una motocicleta y gran cantidad de efectivo, así como algunas especies vivas de animales protegidos, tales como el cernícalo o la tortuga mora. 

Gracias a la colaboración ciudadana, la Guardia Civil abrió la operación para verificar una información sobre supuestas actividades ilícitas relacionadas con el tráfico de drogas en la pedanía cartagenera de Molinos Marfagones, al parecer una vivienda se podría estar utilizando cómo punto de venta de drogas.

La Benemérita abrió la correspondiente operación para verificar los hechos y, en su caso, investigarlos. El dispositivo de vigilancia establecido sobre el inmueble sospechoso permitió a los guardias civiles constatar que en esa zona existían claros indicios de que operaba un grupo dedicado al tráfico de drogas. 

La principal línea de investigación llevó a los guardias civiles hasta grupo familiar, compuesto por tres hombres y dos mujeres, sin antecedentes por hechos previos y en el que nadie desempeñaba ninguna actividad remunerada.

Tomaban medidas de seguridad para evitar ser sorprendidos. Realizaban vigilancias de forma coordinada durante las transacciones de droga tanto en el domicilio habitual como en las realizadas en otros lugares para detectar la presencia policial y evitar su vinculación a la actividad ilícita ahora esclarecida.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios y previa autorización judicial, la Guardia Civil ha llevado a cabo la fase de explotación de la operación con la entrada y el registro de la vivienda investigada, donde los guardias civiles hallaron más de medio centenar de dosis de cocaína, parte de esta sustancia dispuesta en roca y útiles empleados para la elaboración de dosis. 

Además de la droga se incautaron armas sustraídas –como fusiles de caza de gran calibre, escopetas y revólveres– y diversa munición. También se incautaron dos turismos de alta gama, una motocicleta y más de 7.000 euros en efectivo y se hallaron varios ejemplares de especies animales protegidas, como el cernícalo (falco tinnunculus) o la tortuga mora (testudo graeca), que también fueron incautadas.

El registro culminó con la detención de los cinco integrantes del clan familiar dedicado al tráfico de drogas como presuntos autores de los delitos contra la salud pública, por tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas y relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

El minucioso análisis de los indicios recabados durante la investigación ha permitido constatar que, presuntamente, el clan familiar ahora desmantelado, además de distribuir sustancias estupefacientes a través de la vivienda utilizada como residencia, también utilizaban los vehículos intervenidos para vender más cantidad de droga.

Los detenidos, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Cartagena (Murcia).

Comentarios