GALERÍ­A MULTIMEDIA

Los cuadros del Prado con más suerte

Los cuadros del Prado con más suerte

Los ojos de Margarita de Austria nos miran desde Las Meninas pero se aprecia mejor su mirada en el dibujo en blanco y negro de un décimo de la Lotería del Niño de 1960. Este icono del Museo del Prado y otras obras maestras han sido reproducidos en boletos del sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad y en otros décimos a lo largo de la historia.

Para celebrar su bicentenario, el Prado lanza un microsite El Prado efímero en el que reúne imágenes del museo y de sus colecciones en soporte papel que incluyen desde vitolas de puro a folletos, carteles, entradas, postales o invitaciones. La responsable de su archivo, María Luisa Cuenca, señala que en algunos casos los soportes ya han desaparecido como los billetes de metro o las tarjetas telefónicas de prepago, que quedan como reliquias ante el cambio tecnológico.

Los billetes de Lotería tienen un apartado especial Arte con suerte, en el que se recogen las capillas donadas por la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado. Se trata de pruebas de imprenta sin el número impreso, en lugar de las cifras se colocaban ceros y, luego, cuando se comenzó a jugar el 00000, unos pequeños bombos. Diez de estás capillas dialogan con los cuadros originales en un itinerario por las salas de pintura española del siglo XIX.

Los décimos de Lotería Nacional están decorados con imágenes de la pinacoteca desde 1954 hasta 2020. El último billete es el del sorteo del Niño del próximo 6 de enero que recoge un detalle de La Adoración de los Magos de Fray Juan Bautista Maíno. Un cuadro que se ha elegido en tres ocasiones, además de la mencionada también se usó en las ediciones del sorteo del Niño del 4 de enero de 1975 y del 5 de enero de 1995.

Asociamos los décimos del sorteo extraordinario del 22 de diciembre, con representaciones de natividades, vírgenes con el niño, adoraciones de los pastores y otros temas de arte religioso vinculados con la Navidad, pero esa costumbre tardó tiempo en asentarse. En el sorteo navideño de 1960 la ilustración de los décimos fue un dibujo de La Vendimia de Goya, mientras que una hermosa obra de Luis de Morales, La virgen de la leche, se asomó a un décimo del sorteo del 13 de mayo del 1975. Otras imágenes marianas se usaron también en mayo, el mes de María.

Comentarios